AWS como puente para las ciudades colaborativas

Cloud

AWS, líder del sector de servicios en la nube, busca ofrecer las herramientas necesarias para ayudar a consolidar el concepto de ciudades inteligentes y colaborativas.

De la mano de Carlos Sanchiz, arquitecto de soluciones senior de AWS, Amazon nos ha mostrado como sus servicios en la nube están poco a poco sirviendo como una pieza fundamental para permitir desarrollar el concepto de ciudades inteligentes y colaborativas por diversas regiones de todo el mundo.

El concepto no es algo nuevo, ciudades en las que numerosos sensores y dispositivos se comuniquen entre sí para ofrecer servicios a sus habitantes y las autoridades, con el objetivo de mejorar la calidad de vida, ofrecer más información y facilitar la gestión. Pero hasta hace poco, llevar esto a la práctica resultaba muy costoso y complicado.

Las nuevas tecnologías, conexiones inalámbricas más veloces y de mayor alcance, la profusión de los smartphones, así como el ya manido IoT, permiten que cada vez más sea factible el construir una red de dispositivos en las ciudades, similar a un sistema nervioso, en el que todos colaboren con el fin de crear una ciudad inteligente.

Pero los dispositivos no son el único reto, son necesarias herramientas e infraestructuras que permitan gestionar esa ingente cantidad de datos, algo en lo que el concepto de la nube resulta esencial y que hace de AWS un importante aliado para llegar a hacer realidad ciudades más vivas y que respondan a las necesidades de sus habitantes.

Aunque todavía queda mucho por hacer, AWS ya tiene varios ejemplos de éxito. Chicago, en EEUU, es un claro ejemplo de lo que puede llegar a realizarse, con sistemas que permiten saber la calidad del aire de forma detallada en prácticamente cualquier punto de la ciudad, más allá de los escasos despliegues de centrales de medición que ofrecen los ayuntamientos, o incluso facilitar la limpieza de las calles.

En Europa tenemos sistemas como los que se han utilizado en Milán, para calcular la cantidad de gente que se encuentra en cada punto de la ciudad y poder ajustar de esa forma a las fuerzas de seguridad, limpieza, etc… E incluso en España, en Santander, podemos ver como las ciudades inteligentes permiten ayudar a los habitantes con algo como el aparcamiento, utilizando sensores magnéticos y conexiones inalámbricas para ayudar a encontrar estacionamiento.

Estos ejemplos se están expandiendo a otras muchas ciudades y servicios por todo el mundo, para ello Amazon está apostando por la creación de estándares, asociaciones con numerosos partners, tanto empresariales como gubernamentales, e integrando entre sus funciones muchas de las tecnologías más novedosas y extendidas en la computación en la nube, ajustándose a las peticiones de sus clientes para incorporar lo más útil para implantaciones prácticas en entornos reales.

Muestras de la gran apuesta de Amazon en AWS son las más de 700 nuevas funcionalidades que incorporaron el año pasado, y servicios tan útiles como Aurora, para bases de datos relacionales, el sistema open source s2n para el cifrado de datos, y Alexa para el control por voz sin restricciones de dispositivos.

El City on a Cloud Innovation Challenge 2016 es también un claro ejemplo del apoyo de Amazon al desarrollo de ciudades inteligentes y colaborativas, con el que la empresa premia las iniciativas que se desarrollan en el sector.

Este año 2016, tal como nos explicó Ian Massingham, AWS también incorpora muchas novedades que afectan directamente a la capacidad de sus herramientas y facilitar su gestión. Con dos nuevos servicios de almacenamiento para grandes cargas de trabajo de Big Data, Los nuevos ST1 y SC1 ofrecen hasta 500MB/s y 250MB/s respectivamente, con unos precios muy ajustados de 0,045 dólares y 0,025 dólares por GB al mes.

Siguiendo con la mejora de rendimiento, AWS cuenta ahora también con Amazon S3 Transfer Acceleration, que permite hacer transferencias a Amazon S3 mucho más rápido gracias a AWS Edge Network, y que asegura un aumento de un 300% en la mayoría de los casos, y que aumenta el coste sólo en caso de que se eleve la velocidad realmente. Gracias a Growing Snowball y sus dispositivos de 80TB, se facilita también mover una gran cantidad de datos por propagación, servicio que estará disponible en todo el mundo a finales de este 2016.

Con AWS Inspector, la gestión de pruebas y detección de fallos de seguridad se simplifica, y con Elastic Beanstalk actualizar y mantener al día las aplicaciones web es algo mucho más fácil con procesos automatizados. Amazon Cognito permite gestionar de forma sencilla a los usuarios, con verificaciones más seguras y que incluyen el número de móvil, y su servicios AWS Application Discovery, automatiza el descubrimiento de aplicaciones y sus dependencias.

Desde 2006, AWS se ha convertido en pionero de la tecnología en la nube, y actualmente es el líder del sector, con cientos de miles de usuarios en 190 países de todo el mundo. Todas estas mejoras muestran que a pesar de la competencia creciente, se encuentran preparados para afrontar los nuevos retos del sector y mantener su posición.

Pero lo mejor es que descubráis por vosotros mismos todo lo que puede ofrecer AWS, para ello, desde Amazon nos recomiendan que visitéis varios tutoriales que os permitan conocer mejor sus servicios y herramientas, así como la mejor manera de empezar a usarlos y las mejores prácticas para aprovecharlos al máximo.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor