Blueseed, un proyecto de Silicon Valley flotante en aguas internacionales

EmpresasStartups

Blueseed es una iniciativa para crear una incubadora de start-ups en altamar, con la ventaja de que los emprendedores no necesitarían una visa de trabajo para desarrollar sus ideas cerca de la cuna de la tecnología.

Lanzarse al emprendimiento puede producir cierto vértigo. Sobre todo, si uno se decide a hacerlo a bordo de un transatlántico. Esta es la idea básica que persigue una start-up de San Francisco llamada Blueseed, que propone cambiar los garajes de Silicon Valley por camarotes de un crucero permanente en altamar.

La idea de esta empresa emergente es que el barco se sitúe a 12 millas náuticas de Silicon Valley, sin embargo, la nave estaría ubicada en aguas internacionales ¿Para qué? Esto permitiría atraer a cientos de emprendedores extranjeros que no necesitarían permisos de trabajo para desarrollar sus ideas en EE.UU. Uno de los co-fundadores y CEO de Blueseed, Max Marty, lo explica así: “No hay visa de emprendedor. Y eso es un problema terrible”.

El gigantesco barco sería como una urbe en miniatura y pasada por agua. Contará con varias piscinas, áreas de masajes, gimnasio, paredes rocosas para escalar y hasta campos de fútbol cubiertos. Se fomentará la creatividad mediante el entorno, los colores, la estética y los alimentos. En definitiva, contará con las ventajas y beneficios sociales de Googleplex (oficinas centrales de Google), pero sin estar en tierra firme. ¿Y su precio? El alquiler de cada camarote estándar costará 1.600 dólares al mes por persona.

Sin embargo, hay algunos problemas evidentes de este tipo de ecosistema marítimo. Según apunta Vivek Wadhwa, investigador en la universidad de Stanford, la edad media de los emprendedores es 39 años. Blueseed ha considerado que los emprendedores que se enrolarán en su iniciativa serán jóvenes. Pero ¿qué ocurre con aquellos que tengan familias? ¿Cómo irán a la escuela sus hijos? ¿Cómo saldrán del barco? En principio habrá ferrys y helicópteros a tierra firme, pero el viaje costará nada menos que 30 dólares.

Para Wadhwa la iniciativa de “llevar a miles de geeks en un barco” tiene más pinta dereality show que de incubadora de start-ups.

Parece que ya hay unas 250 empresas que han mostrado su interés por ‘embarcarse’ en el proyecto, según recoge Cnet. Si Blueseed finalmente sale a flote será interesante comprobar cómo se desenvuelven las compañías que se adscriban al proyecto.


Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor