Los ciudadanos presentaron más de 12.000 reclamaciones ante la AEPD en 2014

Regulación

La videovigilancia, la contratación fraudulenta, la inclusión en ficheros de morosidad y el recobro de deudas centraron la mayor parte de las denuncias.

La Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) ha publicado hoy un informe detallado de sus actividades realizadas durante 2014. En la Memoria 2014, se refleja un incremento en el número de reclamaciones y denuncias presentadas ante la Agencia de casi un 15%.

En total, se alcanzaron 12.173 reclamaciones en 2014, frente a las 10.604 realizadas en 2013. De ellas, 10.074 se corresponden con denuncias y 2.099 con reclamaciones para que la AEPD tutele sus derechos. El nuevo incremento producido en 2014, que se suma a los de años anteriores, supone la constatación de que los ciudadanos son cada vez más conscientes de sus derechos. Así, en los últimos cuatro años se ha producido un crecimiento del 81,6% en el número de reclamaciones presentadas.

La videovigilancia, la contratación fraudulenta, la inclusión en ficheros de morosidad, las cuestiones relativas al recobro de deudas y las comunicaciones comerciales centran la mayor parte parte de las denuncias que se plantearon ante la Agencia en 2014. A su vez, de las casi 100.000 consultas efectuadas a través de la web de la Agencia, más de un 12% han estado relacionadas con ficheros de solvencia y recobro de deudas.

Estas inquietudes se relacionan con un entorno de crisis económica, con las importantes consecuencias negativas que supone la inclusión en este tipo de ficheros y con la incorporación indebida a los mismos de personas víctimas de suplantación en la contratación de servicios básicos como agua o energía.

En lo relativo a los procedimientos resueltos iniciados a instancia de ciudadanos que acudieron a la AEPD reclamando la tutela de sus derechos, ocupan el primer lugar los procedimientos de cancelación (1.047), seguidos, por este orden, de los referentes al acceso (599), oposición (136) y rectificación de datos (86). Estas cifras reflejan la creciente preocupación de los ciudadanos por que quienes tratan ilegítimamente su información personal dejen de hacerlo.

Como novedad, la sentencia que reconoce el derecho al olvido también se ve reflejada en el número de reclamaciones presentadas ante la Agencia. Así, de las 210 peticiones presentadas frente a buscadores en 2014, el 83,33% de ellas (175) lo fueron tras la sentencia del TJUE.

En cuanto a la resolución de las denuncias y reclamaciones interpuestas por los ciudadanos, en el periodo analizado por la Memoria se ha producido un crecimiento del 4,48%, hasta llegar a las 11.222. El ejercicio de la potestad sancionadora se ha incrementado en un 10,92%, si bien el volumen total de las sanciones económicas impuestas en 2014 ha disminuido un 23,89%, quedando en los 17 millones de euros.

Respecto a la distribución de las sanciones, las telecomunicaciones lideran la clasificación, con un importe total de 10.750.502 euros, más de un 63,23% del total de las declaradas en 2014. El segundo lugar lo ocupan las entidades financieras (2.018.501 euros), seguidas de las empresas de suministro y comercialización de energía y agua (1.862.900 euros). El sector de la publicidad y las comunicaciones electrónicas comerciales ocupan el cuarto y quinto puesto respectivamente (751.411 y 645.506 euros) en los sectores más sancionados.

En el caso de las Administraciones Públicas, en 2014 se produjo una disminución del 10,53% en el número de infracciones declaradas, si bien se ha producido un incremento del 3,45% en los procedimientos resueltos.

En 2014 se atendieron casi 200.000 consultas planteadas por la ciudadanía a través de diferentes canales, de las que 94.821 fueron a través de los canales tradicionales, 97.854 mediante la consulta al catálogo de preguntas frecuentes y 5.703 a través de la sede electrónica.

La Memoria 2014 de la AEPD incluye también un análisis detallado de los retos más relevantes que afronta la protección de datos. Con un volumen de información que crece de forma exponencial y unas capacidades técnicas de tratamiento que se multiplican, fenómenos como el Big Data o el Internet de las Cosas acrecientan los riesgos de que los individuos pierdan el control sobre su información.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor