Cómo conseguir que la gente lea el blog de tu compañía

Marketing

Tener un blog es buena idea para cualquier empresa, pero si nadie lo lee no sirve de nada.

¿Un blog en 2017? Parece una idea casi arcaica en plena era de las redes sociales, pero bien hecho puede ayudar mucho más a aumentar y fidelizar la base de clientes de cualquier empresa, además de ser una herramienta de marketing inmejorable. No obsante, una gran mayoría de los blogs corporativos parecen quedarse en el olvido y no ser visitados más que por los propios dueños de la firma. ¿Es posible evitar esta situación?

Lo es: 2017 es la era de las redes sociales, pero también un momento en el que la gente lee más que nunca en internet. Hay sobreinformación y cierta saturación, sí, pero también hay un interés creciente por las cosas bien explicadas y no destinadas a un consumo rápido y superficial. Muchos medios —el más importante, Buzzfeed— llevan tiempo invirtiendo en periodismo de investigación que tiene como resultado artículos mucho más largos de lo habitual en internet. Y, contra todo pronóstico, son leídos y compartidos. ¿Debes hacer eso con el blog de tu empresa? No; pero es algo que debes tener en cuenta cada vez que pienses que la audiencia nunca se interesará por contenidos de verdad y originales.

Define tu audiencia. Lo primero, claro, es definir esa audiencia. ¿A quién quieres llegar? ¿Clientes reales y potenciales? ¿A gente del sector? Ten claro quiénes son tus lectores ideales e investiga qué les gusta y qué les interesa: ¿por qué van a ir a leer el blog de tu empresa? Conocer a tu audiencia te ayudará a definir contenidos y a poder elaborar una estrategia más eficaz.

Contenido interesante y original. De nada sirve tener a esa audiencia muy bien definida y conseguir que visiten tu blog si en cuanto lleguen cierran la página sin leer nada. El contenido debe ser interesante, veraz y original: es muy fácil recurrir a artículos rápidos y poco cuidados, inspirados demasiado claramente en otros, pero los lectores se darán cuenta. Si ofreces algo que ya ofrecen otros y encima lo ofreces peor, sin ni siquiera un nuevo ángulo, el blog y, por extensión, tu empresa, nunca se convertirá en el referente que quieres. Y no escribas para Google; a Google no le gusta y te penalizará.

Haz que sea SEO-friendly. No centrarse demasiado en Google no significa que no debas tener en cuenta algunos temas básicos de SEO: haz que técnicamente el blog esté programado siguiendo todas las recomendaciones del buscador y no olvides nunca rellenar el plugin de SEO del editor. Y, sí, introduce las palabras clave también en el texto, pero de forma natural y sin repetirte demasiado. No hay nada más desagradable como lector que un texto claramente pensado para un buscador y no para una persona.

Plantéate usar una plataforma externa. Lo más habitual es que el blog forme parte de la web de la empresa, pero no tiene por qué estar solo unido a ella y ajeno al resto de la red. Plataformas como Medium permiten a los usuarios seguir blogs, autores y publicaciones, además de buscar por palabras clave y etiquetas. A la hora de conseguir lectores y fidelizarlos, es mucho mejor estar en un lugar de ese tipo que escondidos en tu web. Y, por supuesto, publica los artículos en las redes sociales de la firma.

Haz networking online, pero del bueno. Los consejos son los de siempre: comenta en otros blogs del sector, haz ruido en redes sociales, entra en conversaciones en Twitter… pero hazlo aportando algo. El típico comentario masivo de «me ha encantado el artículo, visita mi blog» nunca funciona. Si, por el contrario, tu comentario es de verdad relevante e interesante, quien lo lea visitará tu blog aunque no incluyas una llamada directa.

Evalúa cómo funciona, pero con tiempo. Es muy difícil saber en un mes si la estrategia está funcionando y es incluso normal que todo continúe poco movido a los seis meses. ¿Cómo evaluar? Teniendo en cuenta que la estrategia de un blog es a medio o largo plazo. Si poco a poco se va creciendo, continúa por ahí. Si el blog no arranca, está estancado en número de usuarios o perdiéndolos, evalúa y cambia de estrategia. Muchas veces una encuesta a clientes, seguidores en redes sociales y lectores ayudará a saber qué buscan los usuarios en le blog.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor