Cómo encontrar buenos proveedores para iniciar tu negocio

Gestión empresarial

Has tenido una gran idea para montar un negocio de venta de productos online. Pero, ¿dónde conseguirlos? Encontrar un proveedor fiable es algo fundamental.

Por muy online que sea un negocio de venta de productos, si estos son físicos siempre necesitará un proveedor que se los suministre, al igual que sucede con un negocio tradicional. Si comienzas de cero, deberás plantearte varias cuestiones: proveedor local o extranjero, forma de pago, etc. Todas encaminadas a asociarte con proveedores que entreguen de forma fiable los productos que necesitas a un precio que puedas pagar.

1. Ubicación. Hay algunas ventajas en buscar proveedores cerca de casa, como la facilidad de contacto y la transparencia del mercado. Pero la deslocalización progresiva de fábricas hacia Asia, Europa del Este, Oriente Medio y América Latina ha hecho que, dependiendo del producto, la disponibilidad en Europa sea limitada o los precios resulten excesivos.

2. Pisar el terreno. La selección de un proveedor es mucho más fácil si tienes presencia sobre el terreno, sobre todo porque se puede negociar mejor y obtener condiciones que no te ofrecerían si estuvieras a 5.000 kilómetros de distancia.

3. Comprar en línea. Si no encontramos un buen proveedor local y no podemos desplazarnos al otro extremo del mundo a buscarlo, siempre nos queda la opción de recurrir a las plataformas de comercio electrónico como Alibaba.com. Muchas pequeñas fábricas en China y otros mercados emergentes no tienen sitios web, pero buena parte de los fabricantes y mayoristas de estos países están presentes en estas plataformas.

4. Elegir un proveedor que pueda satisfacer tus necesidades. Una vez preseleccionados los posibles proveedores, es importante establecer si pueden ofrecer lo que queremos a un precio que podamos pagar. Si se necesita una cantidad limitada de unidades, hay que asegurarse de que el fabricante se ajusta a esa cantidad números y de lo que eso significa en términos de coste adicional. También es importante establecer el coste total, incluidos los gastos de envío y el suministro de muestras.

5. Conocer al proveedor. Esto implica confiar en que el fabricante o mayorista no subirá los precios de forma inesperada, pero también ser flexible respecto a los cambios en las características del producto.

6. Comparar. El proceso de búsqueda requiere de muchas horas de investigación para hacer comparaciones directas entre un proveedor y otro: calidad, precio, plazo de entrega de un pedido, condiciones de pago… Rara vez un sólo proveedor es el mejor en todos los aspectos, por lo que hay que compensar las ventajas de uno y otro.

7. Empezar con algo pequeño. La verdadera prueba de la solvencia de un proveedor se muestra a largo plazo. Por ello, es importante vigilar su comportamiento desde la entrega de muestras, pasando por el primer envío y estando atento a cualquier desviación en el tiempo de entrega. Y nunca entregar una gran cantidad de dinero de entrada.

Vía Startups.co.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor