¿Cómo puedo pagar online?

MarketingPagos electrónicos

Desde ICAR desgranan todos los métodos de pagos electrónicos disponibles actualmente y las principales barreras para realizar una compra online.

Aunque internet es a día de hoy la principal fuente de información para muchas personas, los datos muestran que la brecha entre la búsqueda de información en internet y las compras que se realizan es todavía muy amplia en España, a diferencia de otros países europeos o asiáticos.

Por ejemplo, el 66% de españoles consulta internet antes de comprar para buscar opiniones y recomendaciones, especialmente cuando se trata de viajes —hoteles, vuelos y actividades de ocio y turismo— y restaurantes.

En lo que respecta a las compras, hay algunos sectores que lideran las compras online, como viajes, moda y complementos, y electrónica, música y sonido. Pero se trata de compras esporádicas. Solo el 19% de españoles compra semanalmente por internet de forma habitual, o lo utiliza para sus compras regulares.

¿Por qué no compramos más por internet?

Así, utilizamos internet como fuente de información y para compras ocasionales, pero ¿por qué no adoptamos este hábito en nuestro día a día, teniendo en cuenta que es más fácil y cómodo que la compra presencial?

Según las encuestas, estos son las principales barreras para la compra por internet:

  1. El proceso de compra online genera desconfianza: los procesos de compra poco transparentes o la falta de optimización de la experiencia del usuario han influido en que los compradores a día de hoy no se sientan cómodos con los procesos de compra.
  1. Inseguridad sobre las formas de pago online y/o miedo al fraude online: dar los datos personales /o financieros online genera mucha desconfianza, aunque hay sistemas de verificación de la identidad y seguridad de los datos que mejoran la conversión en el proceso de compra.
  1. Deseo de ver y/o probar los productos presencialmente. La experiencia sensorial es muy importante para el usuario.
  1. Desconfianza respecto al trato de los datos personales. La reticencia a dar datos personales en internet junto con las malas prácticas de algunas empresas al tratar estos datos han favorecido esta barrera.
  1. Deseo de usar el producto inmediatamente. Aunque las entregas son cada vez más rápidas, es difícil llegar a la inmediatez de la compra presencial.

Las formas de pago online

Internet cada vez ofrece más métodos de pago, y con mayor seguridad de los datos y en las transacciones. Una de las claves del proceso de conversión son precisamente las formas de pago: ofrecer al consumidor una gama amplia y flexible para que pueda escoger.

Métodos de pago clásicos

Pago con tarjeta

De crédito: física o digital, enlaza a una cuenta bancaria y el pago es aplazado.

De débito: física o digital, enlaza a una cuenta bancaria y el cargo es inmediato.

Prepago: suele ser física y se usa online; se recarga hasta un importe máximo.

Tarjeta regalo: cuentan con un importe fijo almacenado; no identifican al usuario.

Tarjeta de fidelización: identifican al usuario, y lo recompensan por su uso.

Pago directo entidad-usuario

Transferencia: se realiza una transferencia al vendedor posterior a la compra.

Pago a la entrega: se compra online, pero se paga físicamente al recibir el pedido.

Cheques digitales: en vez del cheque físico, se emite un cheque digital por el valor de la compra.

Domiciliación: el vendedor realiza el cargo a la cuenta bancaria del cliente.

Nuevos métodos de pago online

Pasarelas de pago o TPV virtuales

Pasarelas propias: la empresa almacena los datos de la tarjeta, y facilita el pago online en su web, como Amazon Payments.

Servicios de pago online: permiten almacenar los datos bancarios y pagar de forma segura en casi cualquier web, como PayPal.

Pago vía móvil

eWallet: el móvil se utiliza como cartera, y se usa para acceder a los datos bancarios. Se utiliza para pagos online y offline, con tecnología contactless, como Samsung Pay o Google Wallet.

Cargo al móvil: el móvil sirve para identificar al comprador y el importe de la compra se carga a la factura del móvil.

Métodos alternativos

Moneda virtual: como Bitcoin, una moneda virtual descentralizada, no corresponde a una moneda física vigente; su pago se admite todavía en pocas webs, pero el uso crece gradualmente.

Los métodos de pago son cada vez más diversos y sofisticados, pero la clave es centrar el desarrollo de estos métodos en la experiencia del usuario y sus hábitos de compra. Por suerte, muchos de los sistemas nacen ya con este enfoque centrado en el consumidor.

Fuentes: ICAR, Total Retail 2016 de PwC y About Payments.

infografia-ICAR-Pagar-online