Cuatro de cada diez pymes sufren fugas de información confidencial

CortafuegosEmpresasSeguridadStartups

Con la crisis, las pymes han reducido su inversión en seguridad y control de documentos. La principal causa de estas fugas son los errores humanos.

Más de cuatro de cada 10 pequeñas y medianas empresas de nuestro país han sufrido en algún momento fugas de información confidencial, de acuerdo con los datos manejados por el servicio de protección de archivos Prot-On.

La principal causa de esa fuga de datos hay que buscarla en el error humano; esto es, los comportamientos poco seguros por parte de los trabajadores de las pymes. Existen casos malintencionados o de espionaje industrial, pero son menos numerosos.

Entre los fallos más habituales que se encuentran detrás de esas fugas de información, están los dispositivos extraíbles infectados que se conectan al ordenador de trabajo, los ordenadores y tabletas perdidos o que son robados, o el envío de información confidencial por error.

Según explica José Rocillo, vicepresidente de Prot-On,”los errores humanos son hoy la principal amenaza para las empresas españolas, especialmente para las pequeñas y medianas, que, debido a la crisis, han reducido su inversión en medidas de seguridad y control de la documentación”.

Para Rocillo, “la tecnología de protección tradicional es muy útil para proteger contra virus y troyanos, pero no puede hacer nada contra un error humano”. Para evitar esos errores humanos, Prot-On ofrece una  aplicación que permite al usuario decidir quién, cuándo y para qué accede a sus documentos y saber qué actividad se realiza sobre cualquiera de las copias existentes, así como determinar durante qué periodo de tiempo están accesibles los archivos ya enviados.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor