De cómo Whatsapp cambiará las tarifas telefónicas para siempre

AppsMovilidad

¿Seguirán los consumidores queriendo pagar por minutos de voz por 2G que nunca utilizan?

Esta semana se hizo realidad lo que Jan Koum ya anunció hace un año en el Mobile World Congress: Whatsapp permite a sus usuarios llamar a contactos del servicio de forma gratuita. Hasta ahora, permitía enviar mensajes de voz como adjuntos, pero tener una conversación así distaba mucho de la experiencia de “llamada”. Desde hace unos días, todos los usuarios de Whatsapp en Android pueden también llamar a las personas con las que chateaban. Sin gastar minutos.

Era, quizá, la parte que la app de mensajería instantánea aún no había conquistado. Ya nadie envía SMS y muy poca gente llama, pero para según qué cosas mucha gente prefería todavía llamar y hablar. Las clásicas conversaciones eternas en Whatsapp en las que se intenta explicar algo sin éxito, los momentos en los que quieres decir algo urgente a alguien y no lee tus mensajes, etc. Hasta ahora, en esas situaciones se abandonaba la app y se iba al teléfono. Ya no será necesario.

Este servicio no es nuevo, cierto. Lo ofrece Skype, lo ofrece Messenger (que, como Whatsapp, pertenece a Facebook) y lo ofrecen muchas otras apps. ¿La diferencia? Whatsapp se integra mejor con el teléfono ya que coge los contactos de la agenda y además es ya muy, muy popular. Igual que acabó con los mensajes de texto, podría acabar con las llamadas por 2G. ¿Qué significa esto para las operadoras?

Los retos que plantea son muchos, pero quizá el más urgente y profundo sea el de una necesidad de la que pronto se darán cuenta los consumidores: hacen falta tarifas nuevas que se adapten a este nuevo entorno.

¿Quién quiere SMS y llamadas ilimitadas?

Las tarifas actuales de las operadoras se basan en tres pilares: minutos de llamada, mensajes de texto y datos 3G o 4G. Muchas ofrecen incluso llamadas y mensajes de texto ilimitados, una especie de plus para animar a los usuarios a usar esas vías de comunicación cada vez más polvorientas. ¿Qué sentido tiene, empezarán a preguntarse los usuarios dentro de no mucho, pagar por servicios que no se utilizan nunca?

Está claro que las operadoras son conscientes desde hace tiempo de que este momento acabaría llegando, pero de momento ninguna de las principales se atreve a ofrecer tarifas de solo Internet. Algunas, como Pepephone, ofrecen la opción de una tarifa plana por consumo mínimo y llamadas a 0 céntimos el minuto, pero nunca está claro si se está pagando solo por internet o también por esas llamadas que en teoría no te cobran.

Los usuarios necesitan también algo de tiempo para asumir la nueva situación. ¿Estarías dispuesto a contratar una tarifa que solo te ofrece Internet, pero no llamadas ni mensajes? ¿Es decir, que no te permitiera usar el 2G? Todavía es pronto para renunciar por completo a las llamadas tradicionales, que siguen siendo un medio de comunicación quizá no tanto para contactos personales, pero sí para profesionales y para temas de gestión. Y de momento sigue habiendo muchos números sin Whatsapp, por lo que mientras no se actualicen lugares a los que se llama con frecuencia, como un banco o el restaurante en el que quieres reservar, el 2G seguirá siendo necesario.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor