Dell quiere volver a ser privada y busca comprador

Empresas
Dell

Michael Dell mantiene conversaciones con al menos dos firmas de capital privado para una posible compra de la compañía, que dejaría de ser pública.

Dell, el fabricante de ordenadores personales que perdió al menos un tercio de su valor el año pasado, está manteniendo conversaciones con al menos dos empresas para una posible compra, lo que ha hecho subir el precio de sus acciones.

Michael Dell, CEO de la compañía y propietario del 14% de la misma, es el que dirige las conversaciones, en las que estarían implicadas TPG y Silver Lake y a las que podrían unirse otros inversores, como un fondo de pensiones, aseguran en The Wall Street Journal. JPMorgan Chase & Co también participa en las negociaciones.

Pero a pesar de todos estos grandes nombres, la situación es complicada y el acuerdo podría no llegar a término porque las firmas de capital privado parecen no tener claro cómo alinear la financiación o cómo salir de la inversión en el futuro, explica Bloomberg, uno de los que han publicado la noticia en la que asegura que también han sido contactados varios grandes bancos para preparar una posible compra.

Las conversaciones se mantienen desde hace dos o tres meses y el acuerdo podría alcanzarse en las próximas seis semanas.

Dell, que ha sido uno de los mayores fabricantes de ordenadores del mundo, ha perdido un tercio de su valor durante el último año. La compañía está en pleno proceso de cambio, que le ha llevado a ofrecer no sólo productos de informática tradicionales, sino productos de networking y de almacenamiento; sin olvidar que desde el año pasado Dell se ha convertido también en una empresa de software y servicios. También ha realizado varias adquisiciones en los últimos años y asegura que continuará comprando.  El problema es que se han plantado las dudas sobre la rapidez con que esos nuevos negocios están despegando.

La búsqueda de nuevos mercados no ha apartado a Dell de su compromiso con la industria de PC. En este terreno se enfrenta a la fiera competencia de rivales asiáticos, como Lenovo, Asus o Acer. A finales de 2011 Lenovo ya había superado a Dell como el segundo mayor vendedor de ordenadores.

La fortuna de Michael Dell se calcula en 13.700 millones de dólares, parte del cual podría utilizarse para ayudar en la transacción financiera, aseguran en Bloomberg, que calcula el valor de la compañía en 19.100 millones de dólares, 4,4 veces los ingresos de la compañía de los últimos doce meses. Esto significa que el acuerdo podría convertirse en la mayor aduisición de una compañía tecnológica desde que en 2007 fuera comprada First Data  por más de 25.000 millones de dólares, o desde que en 2002 Hewlett-Packard comprara Compaq Computer por 19.000 millones de dólares.

La noticia sobre las intenciones de Dell de volver a ser una compañía privada ha hecho que las acciones crezcan un 13% hasta los 12,30 dólares.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor