¿Desaparecerá por fin el infame puerto Dock de los dispositivos iOS?

Empresas

La sombra de Steve Jobs se extiende todavía sobre todo lo Apple, pero su legado no podrá por siempre alimentar los nuevos productos de Cupertino y en algún momento tendrán que surgir sin su ayuda. Esto hace que los rumores como que el iPhone 5 vaya a suponer un cambio radical en algunos aspectos se disparen. Pero junto con el sempiterno rumor de una pantalla mayor parece que cobra fuerza el de la desaparición del puerto Dock.

A pesar de sus acuerdos firmados junto con otros fabricantes en los últimos años, Apple se ha pasado por el forro el estándar microUSB dando excusas, cuanto menos, fascinantes.

No es para menos, el enorme mercado de los periféricos y la obligación de que terceros tengan que usar su puerto propietario supone un control y obtención de ingresos importantes, además de fastidiar de paso a la competencia obligando a elegir a clientes y desarrolladores y duplicando de manera innecesaria hardware.

Pero los rumores y la especulación cada vez alimentan más la idea de que Apple dejaría por fin su posición inamovible con respecto a este infame puerto que lleva con nosotros desde el 2003.

Junto con las supuestas imágenes de prototipos, una de las razones de que este rumor tenga más fuerza que nunca es la búsqueda de Apple de un nuevo ingeniero jefe para el diseño de conectores, encargado de la gestión y diseño de nuevos tipos de conectores y la modificación de los ya existentes.

¿Qué podría suponer esto? Pues en el caso de que jubilen al puerto Dock, significaría o bien la el uso del microUSB, que sería lo normal y un gran avance para la universalización de smartphones y tablets, o un nuevo puerto minidock.

Éste no sólo fastidiaría a la ingente cantidad de accesorios que usan el puerto dock actualmente, sino que además, estando en los tiempos en los que estamos, no aportaría absolutamente nada bueno y su única explicación razonable sería la pura codicia.

Lo mismo un día además de microUSB sacan por fin productos con baterías reemplazables, una AppStore transparente, dejan de demandar a diestro y siniestro, y hasta empiezan a declarar sus ingresos en España en vez de presentar una declaración a devolver basada en el doble irlandés aprovechado al máximo.

Apple podría algún día no sólo crear grandes productos, sino también ser una gran compañía. Esperemos que esto sea el comienzo de su regreso del reverso tenebroso y no todo lo contrario. Por soñar que no quede. [TechCrunch]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor