Descubren como introducir recuerdos en el cerebro [Veredicto: ya sé kung fu]

Empresas

Con el sugerente y “para nada” atemorizante nombre de “Mnemonic representations of transient stimuli and temporal sequences in the rodent hippocampus in vitro” se nos presenta una publicación de varios neurocientíficos de la Case Western Reserve University School of Medicine, en la que se asegura que han podido introducir un recuerdo a corto plazo en un cerebro metido en un bote. ¿Suena escalofriante? Probablemente porque lo es.

Bueno, aunque probablemente con lo de cerebro en un bote os hayáis pensado algo digno de una película de Frankenstein, en realidad se trataba de fragmentos de tejido cerebral de un roedor en una probeta.

Estimulando vías neuronales del tejido del hipocampo consiguieron inducir recuerdos simples en el mismo, que se mantuvieron persistentes durante 10 segundos. ¿Cómo puñetas sabían que las “recordaba”? Podrías suponer que le pusieron unas ruedas a los cachos de cerebro para que se pasearan por un laberinto, pero en realidad lo que comprobaron es que se mantenía la actividad cerebral durante ese tiempo.

¿Y todo esto para qué? ¿Para que podamos terminar es un futuro distópico a lo Desafio Total? Pues a pesar de los remakes, no. El objetivo es descubrir como funciona la memoria a corto plazo y entender como afectan las enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer o el Parkinson a la memoria.

Aunque también puede ser que al hijo de algún científico se le haya muerto el hamster y estén planteando traspasar sus recuerdos a otro, en vez de usar alternativas más radicales como los cementerios indios o un suero a lo Reanimator. [Science Daily]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor