Actualidad TI recuerdos

Facebook: “no se han publicado mensajes privados, siempre fueron públicos pero el usuario no lo recuerda”

Al final va a ser cuestión de memoria, evolución de la comunicación, percepción de la realidad y recuerdos difusos. Al menos esa parece ser la tesis que defiende Facebook para justificar la noticia de la que os hablábamos ayer aquí en Itespresso acerca de un cierto número de mensajes privados que habían comenzado a aparecer como públicos en perfiles de usuarios de la red social. La explicación es que no ha habido un fallo (y grave) en el funcionamiento de la gestión de privacidad de las comunicaciones sino que simplemente los usuarios no recordaban que determinados comentarios los hicieron públicos y les parece, leyéndolos al cabo de los años, que era impensable que en su momento dijesen tales cosas más allá del ámbito privado.

Descubren como introducir recuerdos en el cerebro [Veredicto: ya sé kung fu]

Con el sugerente y “para nada” atemorizante nombre de “Mnemonic representations of transient stimuli and temporal sequences in the rodent hippocampus in vitro” se nos presenta una publicación de varios neurocientíficos de la Case Western Reserve University School of Medicine, en la que se asegura que han podido introducir un recuerdo a corto plazo en un cerebro metido en un bote. ¿Suena escalofriante? Probablemente porque lo es.

Nuestros recuerdos más importantes residen en unas pocas neuronas

Tus recuerdos favoritos, aquellos que por más años que pasen nunca se te olvidan, no están diseminados alegremente por tu cerebro sino que podrían estar guardados todos juntitos en una pequeña porción del mismo, según ha revelado un estudio del Instituto Tecnológico de Massachussets sobre el hipocampo, el “disco duro” del cerebro.

La pistola del Doctor Who en la que almacenarás tus recuerdos

Qué juego da cuando algo parece lo que no es.

Un clásico lo de la pistola-encendedor que tantas vidas salvaba en las películas de hace unas décadas. También provocaba simpáticas confusiones cuando el inspector Clouseau de turno pensaba que tenía encañonado al malvado de turno con un arma y al tratar de disparar se encendía una llama inofensiva.

El Doctor Who es de estos a los que le gusta guardar las apariencias, aunque engañen, por eso nada mejor que una grabadora de voz con pinta de pistola de rayos láser.

Internet cambia la naturaleza de nuestra memoria

Según un reciente estudio de la revista Science, el uso habitual de Internet y el hábito de encontrar la información que buscamos está modificando nuestra memoria.

Cuando al cerebro le resulta sencillo encontrar la información de la que carece porque basta con buscarla en Internet delegamos el almacenamiento de la información fiándolo todo a que existe Google y siempre podremos encontrar ahí el dato que nos cuesta tanto trabajo memorizar. Los cientificos tranquilizan diciendo que Google no nos está volviendo estúpidos pero está cambiando nuestra manera de fijar recuerdos. Y aún hay más.

Las fotos viejunas de la NASA

La NASA sigue teniendo un pasado tan rico, amplio e interesante que décadas después pueden presentar como novedad un montón de fotos de cuando Belén Estéban no estaba ni pensada.

Hoy la novedad es un álbum de Flickr en el que nos dan a conocer un buen puñado de instantáneas que se remontan incluso al año 1925. Sí, no existía aún la NASA pero ya estaba el señor Robert Goddard lanzando primitivos artefactos al espacio. Este álbum presenta además la particularidad de requerir la participación del espectador para ayudar a contar la historia de la propia fotografía. ¿Deseas saber más?

Unos científicos han insertado falsos 'recuerdos' en moscas de la fruta

Un equipo de investigadores que experimentaba con moscas de la fruta ha descubierto que modificando genéticamente a unas moscas les podían dar “recuerdos” de dolor que nunca habían experimentado. Al parecer, las moscas son capaces, hasta cierto punto, de evitar cosas que les han causado dolor en el pasado; en este caso, descargas eléctricas en