Descubren en Nueva York una nueva especie de rana

Empresas

Lo de Nueva York es increíble. Una ciudad que no para y donde siempre hay algo nuevo que ver, hacer… o descubrir. Incluso una nueva especie animal. En una ciudad en la que viven millones de habitantes y que es transitada por otro buen puñado de millones de turistas y visitantes parecía que no quedaría nada por descubrir y ha tenido que ser allí donde una nueva especie de rana, desconocida hasta ahora para la Ciencia, haya salido a la luz.

Lo habitual es que si se descubre un animal el hallazgo nos remita geográficamente a las impenetrables junglas del Matto Grosso o Indonesia o bien al fondo del mar.

Pero donde menos se espera salta la liebre, o en este caso la rana, y ha sido en el barrio neoyorquino de Staten Island donde un doctorando de Ecología y Evolución de la Universidad Rutgers, Jeremy A. Feinberg, descubriera en 2009 uno de estos simpáticos batracios que no le sonaba de nada. Ni a él ni a nadie.

Han tardado tres años de ardua investigación para descartar que el ejemplar se tratase de un individuo de alguna otra especie ya conocida pero finalmente la conclusión ha obtenido este singular resultado: en Nueva York hay una especia de rana nueva.

Feinberg paseaba por la foresta de Staten Island un buen día cuando escuchó la llamada de apareamiento (vulgo: croar) de una rana que le recordó la del sapo-leopardo del sur… pero claro, no estaba en el sur, así que o se trataba de algún ejemplar que a saber cómo había llegado allí, o bien era una rana diferente. Consiguió localiza al ejemplar y se lo llevó para estudiarlo con el mencionado resultado y ahora sólo resta bautizarlo taxonómicamente.

De hecho puedes sugerir un nombre aquí para denominar a esta nueva rana neoyorquina. ─[Molecular Phylogenics and Evolution vía The New York Times]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor