Desfógate a gusto reviviendo una pelea cuerpo a cuerpo de Mechas

Empresas

Vale, puede que estos robots tengan más pinta de coche de choque que de megarrobot a lo Evangelion, pero eso no quita que con ellos puedas hoy por hoy disfrutar de tu propia pelea de robots controlados por ti desde su interior.

Aquí no hay misiles, rayos láser, lanzallamas ni movimientos de kung-fu, todo se basa en el estilo de lucha de Bud Spencer, darse de hostias en la cara aunque sin el clásico golpe de amartillear la cabeza.

Se trata de los Bionic Bopper Cars de Hammacher Schlemmer, y el objetivo del juego es dar en la cabeza del contrincante con los puños del robot, que junto con poder ir para adelante, atrás y girar es lo único que podrás hacer con estos curiosos robots.

Eso sí, para hacerlo todo más agresivo no utilizan motores eléctricos sino que van con motores Honda a gasolina, para que además de pinta ruda con sus gases contaminantes, sean en definitiva más malos malosos.

Sus puños funcionan con un sistema neumático y están protegidos con ruedas de goma para no causar muchos daños al otro. El chasis que te resguarda de ser la primera víctima de un robot asesino es de aluminio y fibra de vidrio, junto con una rejilla al más puro estilo equipo A para que puedas ver de donde te vienen los sopapos.

Empezar tu propio club de la lucha robotizado te costará 17.000 dólares, aunque con eso sólo tendrás un par de robots y te faltará el escenario, la pirotecnia y la grasa para embadurnar los robots mientras hacen las entrevistas en las que declaran que le va a dar pal pelo al otro. [Hammacher Schlemmer]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor