Los directivos de Samsung, más ‘pobres’ que los de Apple y Google

Empresas

El equipo ejecutivo de Samsung, integrado por tres coCEO y un CFO, ganó en conjunto 31 millones de dólares en 2013, menos de la mitad que el CFO de Apple.

La compañía surcoreana Samsung se ha convertido en los últimos años en una megacorporación con enormes ingresos. Pero eso no se ha visto reflejado en unos ejecutivos multimillonarios, al menos no tan multimillonarios como sus colegas de compañías tecnológicas estadounidenses.

En su reunión anual de accionistas, celebrada la semana pasada,  Samsung reveló que su equipo ejecutivo, integrado por tres coCEO y un CFO, ganó en conjunto 33.900 millones de wons, unos 31 millones de dólares, durante el año fiscal 2013. Una cifra elevada, no cabe duda, pero que empequeñece cuando la comparamos con  otras compañías, como Apple, que pagó casi 300 millones de dólares a sus ejecutivos durante 2012, o Google, que les abonó más de 120 millones ese mismo año.

Incluso se da el caso de que algunos ejecutivos de Apple ganan más que todo el equipo directivo del gigante surcoreano. Así, en 2012 el CFO de Apple, Peter Oppenheimer, recibió 69 millones de dólares; el vicepresidente senior, Eddy Cue, se llevó más de 50 millones, y el vicepresidente de Operaciones, Daniel Riccio, se concedió una indemnización de casi 69 millones.

Es cierto que, según una reciente presentación a la Comisión de Valores de EEUU, las retribuciones a los ejecutivos de Apple se redujeron ligeramente en 2013. Pero resulta innegable la diferencia entre la estrategia de compensación de Samsung y la de las empresas rivales con sede en Estados Unidos.

La información de Quartz señala que la remuneración de los ejecutivos de Samsung se ha mantenido baja por la influencia cultural y la supervisión institucional. De hecho, Corea del Sur tiene uno de los niveles más bajos de remuneración de ejecutivos en Asia. En cambio, Quartz apunta a que en EEUU se ha visto cómo se disparaba la retribución media de los directivos: hasta un 876% entre 1978 y 2011.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor