El CERN encuentra una nueva partícula que podría ser el famoso Bosón de Higgs

Empresas

Escurridiza cual anguila y llamada por algunos “la partícula de Dios“, el Modelo Estándar de Física de Partículas que explicaría toda la materia de que está compuesto el Universo aún no había hallado un pequeño ingrediente, el Bosón de Higgs, la partícula invisible que serviría para dotar de masa a todo lo que existe. El Gran Colisionador de Hadrones es la máquina más enorme y compleja jamás creada por el hombre y hoy su responsable, el CERN (Organización Europea de Investigación Nuclear) ha anunciado que los resultados analizados de sus últimos experimentos confirman la existencia de una partícula, un nuevo bosón, que hasta ahora no había sido avistado y que al ser detectado abre dos fascinantes puertas: la confirmación de la existencia del bosón de Higgs o bien la existencia de un nuevo tipo de partícula que pondría patas arriba toda la Física que conocemos.

Se había desatado una tremenda expectación puesto que desde horas antes se sabía que un importante anuncio iba a tener lugar desde el CERN, y todo apuntaba en la misma dirección: el bosón de Higgs.

Lo cierto es que los investigadores del CERN han anunciado esta mañana de forma oficial la detección de la escurridiza partícula a la que han asignado una masa de 125 y 126 GeV (gigaelectrón voltios).

La magnitud del hallazgo se certifica como descubrimiento oficial al cumplir las tasas requeridas para ello por los habituales protocolos en estos casos, lo que se indica por la confianza estadística en 4,9 y 5,9 sigmas respectivamente en los centros de investigación CMS y ATLAS.

Con todo cabría un resquicio a que esta nueva partícula detectada no se tratase de la que Higgs predijo sino de una nueva, desconocida para la Ciencia incluso de modo teórico, y alumbrase una nueva vía para explorar un nuevo modelo de Física. Esa certidumbre dependería de la construcción de un nuevo modelo de acelerador de partículas, el ILC, acrónimo en ingés de Colisionador Lineal Internacional, aún en proyecto puesto que determinadas partes de su diseño no podrían haberse realizado hasta no conocer precisamente la masa que tendría la partícula recién descubierta.

Ahora toca estudiar el comportamiento y la naturaleza de esta nueva partícula para comprobar si se ciñe al Modelo Estándar y obedece a las predicciones de Higgs o bien constituye la primera piedra para el edificio de un nuevo modelo para la Física. De hecho según Higgs no existiría un único bosón sino que su teoría establece hasta cinco, y la partícula encontrada podría apoyar una extensión al modelo actual denominada Modelo Estándar Mínimamente Supersimétrico.

Es el fruto de 30 años de trabajo, esfuerzo e investigación, de más de 7.000 millones de euros de inversión. Lo que es cierto es que se trata de un nuevo bosón, ahora queda confirmar que se trate del predicho por Higgs, conocer bien las propiedades que presenta y todo ello seguramente en este mismo año. ─[CERN]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor