El ex-CEO de Fujitsu demanda a la compañía

EmpresasRegulación
0 0

Kuniaki Nozoe acusa a la compañía y a cuatro de sus ejecutivos de relacionarlo con el crimen organizado.

Kuniaki Nozoe, CEO de Fujitsu entre junio de 2008 y septiembre de 2009, ha demandado a la compañía que una vez dirigió y a cuatro de sus ejecutivos, de los que exige una compensación de 380 millones de yenes por haberlo relacionado públicamente con el crimen organizado.

Según Nozoe, desde Fujitsu lo acusaron de estar relacionado con este tipo de organizaciones y lo presionaron para que resignase a su puesto de CEO, sin darle oportunidad para defenderse.

Nozoe abandonó Fujitsu el pasado septiembre, en teoría de forma voluntaria, y desde la compañía se dijo que lo había hecho por problemas de salud. No obstante, más tarde, cuando Nozoe intentó volver a ser admitido sin éxito, la compañía corrigió la información y admitió que se le había pedido que se fuese al sospecharse que podría estar relacionado con “fuerzas antisociales”, un eufemismo japonés para referirse al crimen organizado.

El ex-CEO, además de la compensación económica, exige por parte de la compañía que se haga pública una nota en los medios de comunicación pidiendo disculpas por haberle relacionado con actividades delictivas.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor