El silenciador de teclados

Empresas
0 0

Seguro que en tu oficina también tienes ese típico compañero de trabajo que no teclea, machaca las teclas.

Todos sabéis cuando está redactando una carta o un documento largo porque parece que se está desarrollando un combate entre gángsters armados con ametralladoras. Todos teméis que un día termine atravesando con sus dedos el teclado, la mesa y el suelo y terminéis todos en la cafetería de abajo, lo que por otra parte no estaría nada mal porque así tienes una excusa más para tontear con la camarera.

Pero si ya estáis valorando seriamente la posibilidad de contratar a un sicario para que le corte los dedos existe otra posibilidad, sobre todo más barata (y más legal), que es aprovechar la Navidad y el típico regalo del amigo invisible y le encasquetáis teclado y mano en esta peculiar funda aislante del sonido del teclado. ¿Deseas saber más?

En inglés thanks significa gracias, y esa es la palabra que pronunciarán quienes compren la funda silenciadora de teclaro de la marca Thanko.

Dotada de una parte superior transparente para poder ver el teclado, su forma y el material del que está hecha aisla el teclado atenuando el sonido de esas teclas pulsad… machacadas ayudando a que el ambiente en el trabajo no esté tan crispado. También tiene otras aplicaciones más domésticas, como dejar dormir a tu pareja la siesta en el sofá mientras tú estás aporreando el teclado en la otra punta de la casa (“sí, puedo oirte teclear desde aquí… ¡para ya y ponte a ver porno, que con eso no haces ruido!”) o ahora que anuncian frío polar puede ser una alternativa para que no se te congelen las manos y puedas seguir tecleando sin ponerte guantes. Todo ventajas y por solo unos 20€. ─Antonio Rentero [Geek Stuff 4 U]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor