Ellison se convierte en robinsón

Empresas

El CEO de Oracle ha comprado la sexta mayor isla de Hawai, la misma donde se casó con su última mujer.

Hay una isla que puede volverse más inquietante que la de Perdidos en breve. Se llama Lanai y es la sexta mayor isla de Hawai (el archipiélago consta de ocho). Si el lugar no era ya exótico de por sí, habrá que sumarle que la ínsula vaya a ser regida de ahora en adelante por Larry Ellison, el consejero delegado y co-fundador de Oracle.

El ejecutivo, de 67 años de edad, ha comprado el 98% de esta isla de 88.000 acres de superficie y 3.200 habitantes al millonario David Murdock, propietario desde 1985,  según ha hecho público un registro de Hawai. El trato ha sido anunciado por el propio gobierno del archipiélago propiedad de EE.UU.

La elección no ha sido hecha al azar. Ellison le tiene cariño al territorio, ya que fue donde contrajo matrimonio con su cuarta mujer y se ha convertido en un destino vacacional ocasional para el magnate.

El acuerdo, según indica el documento de Hawai, va a “anticipar inversiones sustanciales en Lanai y mira hacia adelante para asociarse con los lugareños para impulsar el futuro de la isla”.

Larry Ellison tiene, según acredita el índice de ricos de Bloomberg, la sexta mayor fortuna del mundo: 36.400 millones de dólares. Los términos de la adquisición no se han revelado exactamente, pero el documento público sí se refiere a la operación en algún momento como de “cientos de millones de dólares”.

Ahora solo cabe preguntarse: ¿Utilizará Larry Ellison su nueva propiedad como destino vacacional o le dará también otros usos? ¿Será Lanai el enclave de un nuevo centro de datos de Oracle? ¿La llenará de pingüinos como guiño para subrayar su apuesta por el código abierto con Sun? Con el excéntrico Ellison como propietario, cualquier cosa es posible.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor