Los emprendedores no piensan en la muerte o la jubilación

Gestión empresarial

Un estudio de Mass Mutual revela que la mayoría de los empresarios no tienen planes para proteger a su compañía en caso de acontecimientos desafortunados.

Quizás por el hecho de que emprender se asocia a los valores de la juventud, quizás porque los emprendedores están demasiado absorbidos por los problemas del hoy como para preocuparse por los del mañana, lo cierto es que la mayoría de los emprendedores y propietarios de pequeñas empresas no se han preparado para su muerte o, algo menos traumático, para su jubilación.

El Estudio de Perspectivas de Propietarios de Negocios 2015 de Mass Mutual, llevado a cabo por Hawk Partners, muestra que un 59% de los 801 propietarios encuestados reconocer que rara vez, o nunca, piensa en cómo afectaría su muerte a su negocio.

Es más, el 40% dijo que aunque proteger el negocio ante la discapacidad y/o muerte repentina del propietario o de un empleado clave es una de sus tres prioridades principales, no ha tomado medidas para ello.

Únicamente el 44% de los encuestados tienen un acuerdo de compra-venta que aplicaría en caso de “acontecimientos imprevistos y desafortunados”. La mayoría de los propietarios encuestados sí ha elegido a su sucesor para cuando se jubile, pero, curiosamente, uno de cada cuatro no ha advertido a sus sucesores de que han sido elegidos.

De cara a la jubilación, casi el 40% de los pequeños empresarios no cuentan con un plan de ingresos tras su retiro, más allá de su compañía. Su plan de jubilación consiste básicamente en, o bien vender su negocio, o bien vivir de los beneficios del mismo mientras otra persona lo dirige.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor