En EEUU sí que saben cachondearse de los políticos

Empresas

Aunque nos pille lejos, lo cierto es que lo que pase en las elecciones de EEUU nos afecta a todos, sobre todo porque aunque Obama no haya sido finalmente el “líder salvador del cambio” que nos vendían con el “yes we can”, viendo lo que hay al otro lado, y por la paz mundial y el bien de Internet, espero que Obama siga unos cuantos añitos más entre nosotros. Los candidatos republicanos actuales son “de lo mejorcito” y en Internet han sabido plasmarlo.

Por un lado tenemos a Santorum, un defensor de la “moral cristiana” que ataca abiertamente la homosexualidad, por otro a Romney, un niño rico especulador que opina que las empresas deben tener los mismos derechos que las personas, y luego a Gingrich, que ha llevado los modales a lo Sálvame a los debates y vive enajenado con alucinaciones imperialistas lunares.

Viendo esto, se han hecho populares las campañas por Internet de “spreading”, que buscan crear neologismos basados en sus nombres y que aparezcan como resultados en sus búsquedas por Google.

Resulta fascinante como han conseguido que el primer resultado de Santorum sea La mezcla espumosa de la materia fecal y el lubricante que a veces es el subproducto de sexo anal y que entre los 5 primeros de Romney sea defecar aterrorizado.

Vale, no es que en España no hayamos hecho nada parecido, ya pasó con la SGAE, pero si buscamos a dirigentes políticos, que se pasen promesas por el forro.

De hecho lo más que he encontrado es sobre Aznar, y que las primeras imágenes de él y zapatero sean de guasa. Pero de Rubalcaba nada, y casi lo más preocupante es la tercera propuesta de Google para Rajoy es sentido común; es cambio; es futuro; es España; es diálogo; es bueno; es fuerte; es concordia; es consenso; es claridad; es gestión; es capaz; es ilusión …

Y ya si hablamos de corruptos, tampoco aparece nada a no ser que lo busques directamente o te preguntes que fue de la infanta. Eso que la crisis en EEUU es muchísimo menor que en España. Algo está fallando, parece que estamos aceptando la crisis y el choriceo con vaselina… ¿Dónde está Anonymous cuando realmente se les necesita?

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor