España, en el top 20 de los países emisores de spam

EmpresasSeguridad

China y EEUU lideran la lista, según el informe de marzo de Kaspersky. Los envíos de spam se han estabilizado, aunque aumentan los adjuntos maliciosos.

El informe de marzo de Kaspersky sobre el spam en el mundo trae una noticia negativa para nuestro país. España ocupa la 17ª posición del ranking de países emisores de spam, con un 1% del total de correo basura enviado en el mundo el mes pasado. De esta forma, España vuelve a formar parte de los 20 primeros países por origen de spam.

La cabeza de la lista la ocupan China y EEUU. El país asiático envía un 25,8% del spam mundial, con una subida del 11,4%, seguida de cerca por los estadounidenses, con un 17,3. Corea del Sur está en tercera posición, con una cuota del 12,4%.

En cuanto a los correos electrónicos que contienen archivos maliciosos, EEUU es el país fuente de la mayoría de estos correos, con un 13,6%. Según los datos recogidos por Kaspersky, Alemania, con un 11,1%, y Australia, con el 7%, completan el top 3 de los países peligrosos.

La buena noticia de este informe es que los envíos de correo basura se han estabilizado. Después de un fuerte aumento en su volumen en febrero, el flujo de correo basura se ha mantenido en un nivel de 70,1%. Eso sí, los correos no deseados son más dañinos: la proporción de archivos con adjuntos maliciosos en los mensajes de spam aumentó en 1,2 puntos porcentuales en marzo, llegando a un promedio de 4%.

El porcentaje de phishing en el tráfico total de correo electrónico también aumentó; de hecho, se duplicó respecto a febrero, con un promedio del 0,006%. Kaspersky concluye que las redes sociales siguen siendo el blanco más atractivo para los ataques de phishing, seguido por las entidades financieras y de pago electrónico y por los motores de búsqueda.

Como nota curiosa, la muerte del presidente venezolano Hugo Chávez fue aprovechada por varios ciberestafadores, que enviaban mensajes del tipo ‘carta nigeriana’ con motivo de los sucesos en Venezuela. Uno de los correos detectados provenía de un falso jefe de los puertos marítimos de Venezuela, que pedía ayuda para recuperar el dinero recibido después de la venta de combustible a Sudán del Sur.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor