Filtradas varias películas de Sony tras los ataques de GOP

Empresas
Sony

El ataque del grupo de hackers Guardian of Peace (GOP) a Sony Pictures, no sólo ha supuesto un robo muy importante de información, sino que puede darle aún más problemas a Sony con la filtración de varias de sus películas.

La semana pasada posiblemente Sony Pictures vivió su semana más complicada hasta la fecha. El grupo de hackers GOP consiguió introducirse en su sistema informático dejándolo inutilizado durante días y aprovechando para robar unos 11.000GB de datos. Sí, la cifra es así de impresionante, 11.000GB, aunque esos son los datos estimados y no oficiales.

De hecho GOP ha amenazado a Sony con difundir públicamente buena parte de dichos datos si no cumplen con sus exigencias. Entre esos datos estarían no sólo multitud de correos electrónicos, datos de la empresa, información de su sistema informático, proyectos de investigación y hasta los datos personales y pasaportes de gran parte del equipo técnico y artístico que trabaja en sus películas y series.

En la red empiezan a filtrarse algunos datos, y aunque no hay una confirmación oficial por parte de Sony ni por parte de GOP de que estos datos correspondan a los robados y sean reales, algunos dejan poca sombra de duda ante los numerosos detalles coincidentes que muestran.

Los de más “interés” para el público son obviamente varias películas que se están viendo ya por la red en calidad DVD meses antes de su estreno. Entre ellas parecen estar por ejemplo Mr.Turner, cuyo estreno es el 19 de diciembre, Corazones de acero, con Brad Pitt y estreno el 16 de enero, Annie, con Cameron Diaz y estreno el 30 de enero, o Siempre Alice que se estrenaría el 23 de enero.

Las copias piratas muestran marcas de agua de Sony y son sus versiones en inglés, pero todo hace pensar que pueden aparecer en los próximos días aún más películas online. Si bien estas filtraciones de películas van a tener graves repercusiones económicas para Sony, la filtración de los datos de empresa y trabajadores podría suponer también un duro varapalo legal para Sony, que tras el relativo fracaso de sus smartphones pensaba centrarse en esta división, junto a la de Playstation y sensores de imagen.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor