Gestión de backups en entornos Cloud

CloudEmpresas

Ahondamos en las funcionalidades de una plataforma Cloud, centrándonos en las copias de seguridad. Su activación, configuración y utilización para que, ante cualquier desastre, los tiempos de recuperación sean mínimos.

Un aspecto importante, diríamos que básico, de cualquier infraestructura sea del tipo que sea son las copias de seguridad.

Si en un entorno físico es imprescindible contar con un sistema de backup que nos permita recuperar los datos en caso de cualquier problema, en el entorno virtual esta necesidad se mantiene.

Por la propia estructura hardware y la ubicuidad de los datos no debe preocuparnos tanto un fallo de los sistemas de almacenamiento, pero sí el hecho de que, como en cualquier servidor, somos vulnerables a los ataques por agujeros de seguridad del sistema operativo, o simplemente, a borrados/modificaciones accidentales de información.

Eso sí, aquí existe una diferencia importante: mientras que recuperar un sistema físico ante un problema puede llevarnos varias horas, en el caso del Cloud la recuperación puede ser sólo cuestión de minutos. Son las ventajas de la virtualización en su máxima expresión.

Para mostrar a nivel práctico la configuración y activación de esta funcionalidad, vamos a tomar como ejemplo la plataforma Cloudbuilder de Arsys, una de las más potentes y avanzadas de nuestro país, aunque su aplicación en plataformas de otros proveedores es similar, siempre salvando las distancias en interfaz u opciones concretas.

01 Cloud Bakcup
En el Cloud, como en cualquier entorno de producción donde haya datos importantes, es preciso configurar y mantener una adecuada política de copias de seguridad.

¿Qué tenemos que proteger?

Antes de entrar de lleno en la configuración de las copias de seguridad, es importante sentarse a planificar cuidadosamente qué es lo que debemos proteger. Dado que según el volumen de almacenamiento que ocupemos tendremos un coste variable, es importante proteger aquello que realmente es necesario. Es más, debemos decidir de qué servidores queremos hacer una copia completa (una “foto” de las unidades de disco), y de cuáles sólo nos interesará copiar los directorios que realmente contengan datos.

Esto es importante por múltiples factores. Así, por ejemplo, en cualquier servidor crítico o con una configuración relativamente compleja o elaborada, deberíamos optar por realizar una copia total. Esto nos permitirá volver a ponerlo en producción en cuestión de minutos, minimizando al máximo el tiempo de parada y el impacto que pueda tener sobre un servicio o negocio.

Otras máquinas, en cambio, puede que sólo actúen como servidores de almacenamiento o BBDD, y en ellos lo realmente valioso sean los archivos de datos, siendo el sistema operativo o su configuración algo secundario. En este último caso, eso sí, obviamente tendremos que tener muy claros los directorios/archivos a copiar, incluyendo por ejemplo todos los que contengan datos de configuración, lo que nos ayudará a devolver el sistema a la vida con relativa facilidad aunque manteniendo un tamaño de copia de seguridad contenido.

Por último, y aunque resulte obvio, es importante elegir la periodicidad y cuánto tiempo necesitaremos guardar los datos. En determinadas situaciones nos interesará básicamente tener siempre la última copia disponible para volver a producción cuanto antes, mientras que en otros entornos nos interesará mantener un gran histórico para poder volver días, semanas o meses atrás en caso necesario.

Activación de las copias

Llegados a este punto, vamos a poner en marcha las copias de seguridad de nuestra infraestructura. Dentro del panel de Cloudbuilder de Arsys, tendremos que ir al bloque Datacenter de la izquierda, y pinchar sobre la sección Copias de seguridad. Esto nos muestra un listado de las copias que tengamos activas (ahora vacío), y pinchando sobre opción Crear que se muestra en la barra superior, iniciará un asistente para crear el primer conjunto de copias.

Lo primero que nos preguntará el sistema es el tipo de copia: Datos o Servidor completo. A efectos prácticos es el mismo asistente, sólo que en el primer caso tendremos que identificar las rutas exactas dentro del servidor que queremos incluir en el conjunto de copias, y en el segundo caso, simplemente se hará una copia exacta del servidor completo.

02 Cloud Bakcup
Una gran decisión será copiar el servidor completo, o sólo determinada carpetas/archivos. Influye en los costes, la sencillez de activación y el tiempo de recuperación en caso de desastre.

 

Si marcamos la primera, y tras asignarle un nombre a nuestro conjunto, basta pinchar en Siguiente para llegar a la segunda pantalla del asistente. Aquí tendremos que identificar el servidor que queremos copiar en el desplegable de la parte superior izquierda, mientras que a la derecha tendremos una caja en la que incluir las rutas de carpeta o archivo completas que vamos a copiar (P.ej. C:\Users\Administrator\Desktop\Datos). En la parte inferior de la pantalla tendremos que elegir el tiempo de permanencia: Semanal, Mensual o Anual. En todos los casos se realizará una copia de seguridad diaria, aunque en Semanal  tendremos disponibles las copias de los últimos 7 días, en Mensual los últimos 7 días y últimas 4 semanas, y Anual las últimas 30 copias diarias y una de los últimos 12 meses.

Los precios varían según las opciones elegidas. Así, si optamos por una copia con persistencia semanal de los datos para el servidor completo podemos partir de los 0,3 €/mes/gigabyte, mientras que si optamos por una copia de datos concretos y con persistencia anual, podemos alcanzar 1,29 €/mes/gigabyte. Es por ello que, como indicábamos antes, es muy importante plantearse tipo de copia y el tiempo que necesitamos mantener almacenado el histórico de copias, pues los costes se pueden disparar fácilmente a poco que tengamos unos cuantos gigabytes de datos o múltiples servidores.

03 Cloud Bakcup
Hay que elegir bien la temporalidad. Podemos guardar las copias hasta un año completo, ofreciéndonos un gran control sobre los datos para volver atrás en cualquier momento.

Para terminar, simplemente pincharemos en Crear copia, tras lo que se iniciará la generación del conjunto diseñado, y se realizará la primera copia de inmediato. En el caso de que hayamos seleccionado la opción de datos específicos, necesitaremos instalar en nuestro servidor Linux o Windows un cliente software que dé acceso al sistema de backup a los archivos del disco. Las indicaciones de instalación, así como los puertos que tendremos que abrir para que todo funcione, se indican en un archivo PDF que podemos descargar desde el último paso de confirmación del asistente.

Gestión de las copias

Una vez hemos creados los conjuntos de copia de seguridad, los veremos en el listado que antes aparecía vacío. En ese punto veremos claramente si cada uno está activado y en correcto funcionamiento, y se nos informará del espacio que está consumiendo. Las copias serán realizadas por la plataforma en una momento comprendido entre las 21 hrs y 7 hrs del día siguiente, y sin impacto sobre el propio servidor, que podrá seguir funcionando normalmente.

Ahora bien, en la parte superior tendremos las diferentes opciones disponibles: Editar el conjunto de copia para modificar su configuración, Eliminar cada conjunto (dejando de computar el uso de recursos en nuestro coste mensual), o Restaurar el conjunto, lo que nos permite, como su nombre indica, restaurar los datos de la copia indicada en el servidor de origen.

04 Cloud Bakcup
A diferencia de un sistema físico, gestionar o restaurar las copias de un servidor virtual en un Cloud es tan sencillo como realizar unos pocos clics.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor