Google trabaja en unas lentes de contacto inteligentes

Empresas

Las lentillas inteligentes miden el índice de glucosa en la sangre a través de las lágrimas. También pueden funcionar como alerta de una subida de glucosa.

Los investigadores de Google X entran en un nuevo campo de la tecnología wearable. En esta ocasión se trata de unas lentes de contacto inteligentes. La compañia de Mountain View ha respaldado el desarrollo de una idea visionaria: unas lentillas inteligentes para ayudar a los diabéticos a controlar los niveles de azúcar en la sangre.

El laboratorio de investigación y desarrollo de Google está trabajando en unas lentes de contacto con las que se pueda medir el índice de glucosa en la sangre a través de las lágrimas. Para ello, utilizan un microchip inalámbrico que se inserta entre dos capas del material que compone las lentillas.

Con este sistema, Google apunta a un amplio sector de la población, el de los diabéticos, estimado en torno a un 5% de los habitantes del planeta. La mayoría de ellas tienen que pincharse en el dedo para controlar los niveles de glucosa en la sangre. Las lentillas de Google podrían evitar este incómodo método, e incluso los análisis clínicos.

La compañía ha informado de que también está investigando “la posibilidad de que esto sirva como una alerta temprana para el usuario, por lo que estamos explorando la integración de pequeñas luces LED que podrían iluminarse para indicar que los niveles de glucosa han pasado por encima o por debajo de ciertos umbrales”.

Actualmente, Google X está en conversaciones con la FDA estadounidense para validar la seguridad de su idea, según ha informado CNET. Por tanto, todavía falta tiempo hasta que esta tecnología sea un sistema que las personas con diabetes puedan usar a diario.

Aunque revolucionaria, la idea de las smart lenses no es precisamente de ahora. Microsoft ya trabajó en el mismo proyecto en 2011 . El cofundador del proyecto, Babak Parviz, que hoy también trabaja en Google Glass, estuvo desarrollando anteriormente la idea de estas lentes de contacto en la Universidad de Seattle, en cooperación con Microsoft.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor