HTC empieza el año perdiendo 62 millones de dólares

Empresas

Los ingresos de la firma taiwanesa cayeron un 22,6% durante el primer trimestre de 2014, devolviéndola a las pérdidas.

HTC creyó por un momento que había visto la luz. En el último trimestre de 2013 lograron volver a la senda de las ganancias, registrando un beneficio neto de 10 millones de dólares. Después lanzaron su nuevo gran smartphone, el HTC One M8, destinado a hacer lo que el HTC One no pudo. Pero de momento los resultados son poco prometedores: HTC registró pérdidas de 62 millones de dólares durante el primer trimestre de 2014.

Los datos anunciados por la compañía muestran una caída en los ingresos a 1.100 millones, desde los 1.400 millones registrados el trimestre anterior, cuando lograron volver a los beneficios tras registrar pérdidas trimestrales por primera vez en la historia de la compañía en octubre de 2013. No obstante, parece que ese momento de optimismo estuvo relacionado simplemente con las ventas navideñas.

¿Significa esto que el HTC One M8 va a seguir el mismo camino que su predecesor? El HTC One fue un fracaso doloroso para la firma taiwanesa, ya que el smartphone no hizo más que cosechar buenas críticas que no se tradujeron en ventas. El culpable principal fue una extraña estrategia de marketing, cuestionada incluso por ejecutivos de la compañía. El resultado de la gran promesa fue que HTC acabó 2013 con una cuota de mercado en Estados Unidos del 2%, cuando hace no mucho eran los terceros después de Samsung y Apple.

El HTC One M8, no obstante, todavía puede darle alegrías a HTC. Los resultados presentados hoy cubren el periodo que acabó el 31 de marzo de 2014, por lo que incluyen solo una semana con el sucesor del HTC One a la venta, según apunta Mashable. Las críticas de este nuevo smartphone han sido también buenas, aunque la campaña de marketing vuelve a ser algo confusa (anuncios con Gary Oldman diciendo a los usuarios que busquen ellos información sobre el M8, que seguro que encuentran opiniones más validas que la suya).

La trayectoria de HTC en 2014, por lo tanto, y el papel final que el One M8 tendrá en su futuro, no se verá de forma más clara hasta tener los resultados del segundo trimestre en julio. Hasta entonces, a HTC solo le queda una cosa: intentar vender todos los M8 que pueda.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor