HTC vuelve a la carga con el HTC 10

MovilidadSmartphones

Se trata del primer smartphone con estabilizador de imagen tanto en su cámara trasera como delantera.

El vídeo filtrado pocas horas antes de la presentación del HTC 10 dejaba pocos detalles a la imaginación sobre cómo sería el nuevo buque insignia del fabricante taiwanés, pero pese al adelanto, se han podido conocer algunos detalles adicionales del smartphone.

El teléfono insignia de HTC repite en cuanto a materiales, emulando la apariencia de dispositivos anteriores de la casa y con un elegante cuerpo metálico que cubre su parte trasera al completo.

Además, ha dado el salto en cuanto a imagen. Cuenta con una pantalla de 5,2 pulgadas de diagonal con cristal curvado y Gorilla Glass, una resolución de 2.560 x 1.440 píxeles (Quad HD) y 564 píxeles de densidad.

Como se podía imaginar por el vídeo filtrado, el botón del frontal inferior es tanto un botón para desplegar la pantalla de Inicio como un sensor de huellas dactilares prácticamente similar al del One A9. A su derecha e izquierda hay dos botones capacitivos (el de ir hacia atrás y el de las apps recientes, respectivamente).

HTC-10-principal

La principal novedad del modelo respecto a los anteriores smartphones de alta gama de HTC se encuentra en las cámaras. En esta ocasión el fabricante ha incluido un sensor de 12 megapíxeles con tecnología Ultrapixel 2 en su cámara trasera. Con una apertura focal de 1,8 la firma asegura que es capaz de captar hasta un 136% más de luz que el anterior. Además, podría tomar fotos en tan solo 0,6 segundos y grabar vídeo en calidad 4K.

En cuanto a la cámara delantera, de 5 megapíxeles, también cuenta con una luminosa apertura de 1,8, lo que permite tomar selfies en cualquier situación. Ambas (trasera y delantera) están acompañadas de estabilizadores de imagen, una especificación que hasta la fecha no se había visto en ningún otro smartphone. Todo esto hace que el HTC 10 sea uno de los teléfonos inteligentes con mejor calidad de cámara del mercado, junto al Huawei P9 o el Galaxy S7.

El dispositivo está gobernado por un procesador Snapdragon 820, integra 4 GB de RAM, 32 GB o 64 GB de memoria interna ampliables a 2 Tb mediante una tarjeta microSD e incluye el sistema operativo Android 6.0.1 Marshmallow además de la interfaz Sense UI 8.

Otro de los puntos fuertes del HTC 10 es el sonido. El teléfono incluye un sistema de sonido Hi-Res de 24 bits y altavoces estéreo BoomSound de Alta Fidelidad con Dolby Audio, con uno de ellos situado en el marco inferior, a la derecha del puerto micro USB.

El teléfono tiene un coste de 699 euros y estará disponible en EE.UU a principios de mayo. En España se vende a partir de 799 euros y ya se puede reservar en la página de HTC en tonos negro, gris o dorado.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor