Intel podría hacerse con una start-up de reconocimiento gestual

EmpresasWorkspace

Intel está en negociaciones con Omek Interactive, una firma israelí que también ha despertado el interés de Qualcomm y Samsung.

Intel está negociando con una firma especializada en soluciones de reconocimiento de gestos para su posible adquisición. Se trata de Omek Interactive, una compañía israelí fundada en 2007 que pretende llevar conectar los movimientos físicos con televisores, consolas, PC, tablets, portátiles, smartphones e incluso coches.

Pero Intel no es la única que está detrás de la tecnología de Omek. Otros fabricantes como Qualcomm o Samsung también se están planteando hacer una oferta por la start-up, que también contaría con sede en Taiwán.

Intel ya ha mostrado su interés por las tecnologías de reconocimiento gestual en el pasado. La firma de chips está asociada con una empresa llamada SoftKinetic y su brazo de capital, Intel Capital, encabezó la primera ronda de financiación de Omek, celebrada en julio de 2011 y que ascendió a 7 millones de dólares.

Venture Beat, quien destapa la noticia, se ha puesto en contacto con la start-up israelí. Su CEO, Janine Kutliroff, afirma que “siempre están manteniendo conversaciones de carácter estratégico o financiero”, pero nunca hacen “comentarios sobre rumores del mercado”.

Omek ha desarrollado un sistema para el reconocimiento y seguimiento de los movimientos del cuerpo humano denominado ‘Beckon’ que supondría un rival para Kinect. Por el momento, pocas empresas además de Microsoft y la start-up han ahondado en aplicaciones comerciales para estas tecnologías. Ahora, la israelí estaría centrada en el desarrollo de una herramienta llamada ‘Grasp’ para el reconocimiento de movimientos de los dedos de la mano a una escala más reducida.

¿Qué podría hacer Intel con la tecnología de Omek? Se nos ocurren muchas cosas y al fabricante también. En una charla durante el pasado CES de Las Vegas, Kirk Skaugen, responsable de la unidad de negocio PC Client de Intel, ya comentaba que el futuro de los ordenadores de sobremesa y ultrabooks pasaría por dispositivos más portátiles y receptivos a los gestos y lo táctil.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor