Intel prepara su propio servicio de televisión de pago

CloudEmpresas

El fabricante de chips estaría manteniendo conversaciones con productoras y televisiones para lanzar una plataforma de vídeo que funcionaría en televisores, ordenadores y dispositivos móviles.

Intel podría convertirse dentro de muy poco en algo más que una empresa manufacturera de procesadores. La compañía americana estaría negociando con diferentes empresas creadoras de contenidos de vídeo, productoras y cadenas con el fin de obtener sus derechos y lanzar su propio servicio de televisión de pago.

Así lo asegura el diario The Wall Street Journal, de acorde a fuentes cercanas a las conversaciones. Según éstas, Intel presentará su propio set-top box con contenidos de televisión en streaming y programación de vídeo-on-demand.

El hardware sería compatible con televisores, ordenadores y dispositivos móviles, en definitiva con prácticamente con cualquier gadget capaz de conectarse a Internet. El acceso sería online y no haría falta suscribirse a servicios de cable o satélite, explica el rotativo. Las telecos americanas At&T y Verizon se encargarían de suministrar el acceso y distribuir el set-top box en el mercado.

Por el momento no habría fechas para su lanzamiento ni confirmación oficial del fabricante de chips. Las fuentes señalan además que el proyecto está en una fase de desarrollo muy temprana.

Con este producto Intel competiría con empresas como Netflix, Sony, Google o Apple. También se ha rumoreado que Microsoft tenía un proyecto de televisión similar en camino. La estrategia puede resultar algo sorprendente, pero tendría sentido para darle un nuevo aire a la compañía.

Tras el desplome de las ventas de PC en los últimos meses, la firma americana ha buscado reconvertirse y desarrollar chips para smartphones y tablets. Sin embargo, ha llegado bastante tarde porque competidores como Nvidia y Qualcomm ya han conseguido dominio absoluto del mercado de dispositivos móviles. Intel mostró su apuesta por este negocio en el Mobile World Congress de Barcelona hace un par de semanas, aunque lo hizo tímidamente, aliándose con marcas como la china ZTE, la india Lava y la operadora gala Orange y presentando solo tres modelos de procesadores para smartphons. La esperanza de Intel, no obstante, está puesta en la explosión de los ultrabooks.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor