Una investigación desvela las políticas de Facebook sobre censura de contenidos

MarketingRedes Sociales

La red social permite, entre otros, directos de personas que quieren autolesionarse, para no “censurar o castigar a gente con problemas”.

En los últimos tiempos, Facebook se ha visto enfrentada a varias polémicas vinculadas, especialmente, al uso de su herramienta Facebook Live, que permite retransmitir en directo. La compañía ha tenido que encarar casos de violencia sexual, asesinatos o suicidios emitidos a través de la red social. Pero también publicaciones normales son susceptibles de contener información sensible.

El propio CEO, Mark Zuckerberg, ha reconocido la necesidad de dar una respuesta rápida a estos casos, para lo que ampliarían el equipo encargado de revisar los contenidos en 3.000 personas, hasta un total de 7.500 moderadores.

Sin embargo, la red social nunca ha hablado públicamente de los criterios que sigue este equipo para aprobar o suspender una publicación. Ahora, una investigación del británico The Guardian ha desvelado las pautas de Facebook sobre contenidos relacionados con sexo, violencia o terrorismo. El diario ha accedido a más de 100 documentos con información de las directrices de la plataforma para moderar estos temas.

Entre los casos que más llaman la atención está el de permitir a los usuarios que retransmitan en directo intentos de autolesionarse, bajo la premisa de que no quieren “censurar o castigar a gente con problemas”. El vídeo será eliminado cuando “no haya oportunidad de ayudar a la persona”, a no ser que el incidente sea especialmente noticiable.

Facebook también tiene previstos códigos de actuación para otros muchos supuestos, algunos de los cuales recoge The Guardian. Por ejemplo, las amenazas se permiten si son genéricas o poco creíbles, al entender que muchas personas “emplean lenguaje violento para expresar su frustración online”. Algunos vídeos de muertes violentas, aún marcados como contenido sensible, no se borrarán, ya que pueden ayudar a concienciar públicamente sobre temas como las enfermedades mentales. Los vídeos de abortos, según los papeles a los que ha accedido el diario, están permitidos siempre que no muestren desnudos.

Con la publicación de estas normas, el debate entre los que consideran que la red social es un medio y debe ceñirse a ciertas normas y los que demandan más transparencia está más abierto que nunca.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor