La piscina de los cielos [Veredicto: un chapuzón de vértigo]

Empresas

Todo el mundo debería tener al menos una vez en la vida el derecho a poder disfrutar de una sensación parecida: un baño relajante en una piscina solitaria, en una agua fresquita que nos reponga de los calores de una jornada sofocante, con la luz del atardecer, una buena bebida en la mano y unas vistas a tropecientos metros de altura que cortan el hipo. No, no tenemos acciones en esta cadena de hoteles ni ejercemos de agencia de viajes, pero por pedir un deseo de vez en cuando…

Esta particular piscina está ubicada en el Marina Bay Sands Hotel, en la ciudad de Singapur, y se extiende a lo largo de la cornisa de la planta 57 del edificio. Desde que este tipo de piscinas con el borde invisible se pusieron de moda esta es una de las más espectaculares que he visto. Las vistas son impresionantes y alguno seguro habrá quedado anonadado observando el horizonte durante largo tiempo, hasta salir de la piscina más arrugado que una pasa.

Gran parte de este espectacular hotel está abierto al público para realizar visitas turísticas y tours, como una atracción más de la ciudad, pero hay zonas como esta de la espectacular piscina de “borde infinito” que solo están disponibles para los huéspedes. Con más de 150 de largo es la mayor jamás construida en estas alturas (a ver cuanto le dura este récord), y pasa directamente a engordar mi lista imaginaria de pendientes imposibles  ─ [Twistedsifter]

Autor: Doleo
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor