La primera promoción española de Wayra comienza a volar sola

EmpresasStartups

Las start-ups surgidas de la incubadora de Telefónica pudieron explicar ayer su pitch ante los inversores y la prensa.

“Lo más negativo de Wayra es que te malascostumbras a estar aquí. Cuando tengamos que continuar solos será complicado”, explicaba uno de los componentes de la primera generación de start-ups españolas impulsadas por la firma.

Durante los últimos seis meses la incubadora de Telefónica ha visto como estas iniciativas pasaban de ser pequeños embriones a convertirse en promesas de futuro (algunas ya han conseguido facturar y firmas acuerdos comerciales internacionales) y después del verano también les verán abandonar el nido. Wayra les ha amamantado en el ecosistema de los emprendedores, dándolas formación en marketing, coaching y administración de empresas y ofreciéndoles mentores para tutorizarlas, pero el entrenamiento ha concluido.

“Comenzamos a ver solo ideas. Y las seguimos. Tenemos que asegurar los mecanismos suficientes desde su concepción como start-ups hasta que incluso lleguen a salir a bolsa. Queremos asegurarnos de que estas empresas llegan al final”, comentaba el director de Wayra Global, Gonzalo Martín-Villa.

En septiembre Las start-ups deberán salir de la academia para dejar su sitio a una nueva hornada de proyectos y desde Wayra ya están intentando buscarle a estas empresas un sitio donde aposentarse, “espacios físicos que estén libres alrededor de Madrid”. Entonces, Telefónica pasará a ser como ese progenitor que mira con orgullo a sus hijos desde la lejanía y que si puede les da alguna fiambrera de vez en cuando.

“Participamos en el 10% del capital de estas compañías y les ofrecemos apoyo con nuestro brazo de capital riesgo Amerigo. Pero queremos dejar clara una cosa. Nosotros no controlamos a estas empresas, no somos sus dueños, tenemos una participación minoritaria. Tenemos un derecho de primera negociación, pero no exclusividad. Ellos pueden vender sus productos a quién les dé la gana, incluso a nuestra competencia”, matizaba Martín-Villla.

Ayer los primeros ‘triunfitos’ de Wayra tuvieron la oportunidad de hacer sus pitchs antes inversores de medio mundo en una jornada conocida como Demo Day. “He visto proyectos muy interesantes y con presentaciones muy pulidas, lo que dice mucho ya sobre Wayra”, señalaba Canice Wu, presidente de la conocida aceleradora global de proyectos tecnológicos de Silicon Valley Plug & Play.

Entre esta primera camada de start-ups españolas de Wayra hay un poco de todo. Existen empresas basadas en aplicaciones móviles, como Impok ( para inversores), Sezion (para construir música de forma colaborativa), Emtrics (para opiniones de productos), Valio (centrada en apps para construir un muneo mejor) o Mira!Musei (para enriquecer la visita a museos). También hay herramientas web para ahorrar energía (Mirubee),  comercio de moda (Coquétame), contenidos de vídeo (Clipyoo) incluso una firma denominada Tedcas que aprovecha la tecnología de Kinect para intervenciones médicas o una llamada Evomote, que combina distinto hardware y software para explotar al máximo los contenidos televisivos personalizados.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor