La sigilosa expansión de Amazon: más negocios, más mercados

CloudeCommerceEmpresasGestión CloudMarketingMovilidadTabletas

La firma de Jeff Bezos que empezó como una librería online continúa creciendo hacia otros negocios como los juegos sociales o el alquiler de libros de texto.

Hay quien piensa que, en el mundo empresarial y en la vida, lo mejor es especializarse y ser el mejor en un sector que intentar hacer de todo un poco. Jeff Bezos, CEO de Amazon, claramente no es de los que comparten esa filosofía. Su firma comenzó como una simple librería online que creció hasta convertirse en un gigante del ecommerce, pero eso no es todo: Amazon se ha ido expandiendo hacia otros negocios y mercados, desde el hardware con sus ereaders y tablets, hasta los servicios de almacenamiento en la nube. Ahora acaba de añadir dos más: juegos sociales y alquiler de libros de texto.

Con su expansión hacia el mundo de los juegos sociales, Zynga es claramente quien debería estar preocupado. Una de las partes del movimiento era lógica: que la oferta de contenidos de Amazon añada los juegos a la música, libros y vídeos que ya ofrece. Lo más sorprendente es que muchos de esos juegos, como el que debutó en Facebook esta semana, vayan a ser desarrollados por Amazon a través de su nuevo Amazon Games Studio.

Imaginar el futuro no es complicado. Es fácil dar por hecho que el Amazon Games Studio no se va a limitar a desarrollar juegos para Facebook, y ver los juegos móviles como el siguiente paso lógico. Al fin y al cabo, Amazon tiene también sus propios dispositivos móviles (y se espera que la línea de tablets crezca dentro de poco) y le interesará poder ofrecer juegos propios y exclusivos para competir, sobre todo, contra el iPad.

No todo es virtual: alquiler de libros de texto… de papel

La otra novedad introducida esta semana tiene más que ver con su negocio original: el de librería. En un movimiento que no ha gustado nada a la industria editorial, Amazon ha anunciado un nuevo servicio, el de alquiler de libros de texto físicos durante un semestre (130 días). Así, el usuario que quiera podrá alquilar libros por un precio inferior al de la compra, pagando los gastos de envío normales. Los gastos de envío de la devolución, no obstante, los pagará Amazon.

Además, en las últimas semanas la compañía ha actualizado también otro de sus productos, Amazon Cloud Player, su reproductor de música en la nube, anunciando acuerdos con EMI Music, Universal, Sony, Warner y más de 150 discográficas independientes. El mayor rival en este caso es el iTunes Match de Apple, ya que ambos productos ofrecen servicios similares: toda la música que el usuario tiene en sus discos duros y los mp3 que compra pasa a estar en la nube (sin subirla, se ve si coincide con el catálogo online), y el usuario puede escucharla donde quiera. Ambos servicios cuestan lo mismo, pero las diferencias de almacenamiento son significativas: Apple ofrece 25.000 canciones (sin incluir las compras en iTunes), Amazon 250.000.

Todos estos negocios de Amazon se unen al hecho de que la firma haya entrado con fuerza en el mundo de los dispositivos móviles (se espera que lancen varios tablets más dentro de poco, además de un rumoreado smartphone), o a su gigantesco negocio de almacenamiento en nube para empresas. Amazon es ya temido por todos. Y, sin embargo, sigue siendo común referirse a ellos como una simple “librería online”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor