Mañana ya se podrán usar móviles en despegues y aterrizajes en España

EmpresasMovilidad

La Agencia Estatal de Seguridad Aérea aplica la normativa europea que permite el uso de teléfonos móviles, tabletas, ebooks o MP3 durante todo el vuelo.

A partir de mañana viernes, los pasajeros de aviones que despeguen o aterricen en España podrán usar sus dispositivos electrónicos durante el despegue y aterrizaje de sus vuelos, siempre que lo permitan las compañías aéreas. De este modo, la Agencia Estatal de Seguridad Aérea aplica en nuestro país la modificación de la normativa que adoptó su homóloga europea en noviembre.

Con la publicación en el BOE de este cambio en las normas que restringen el uso de dispositivos móviles durante los vuelos, las aerolíneas que quieran permitir a sus pasajeros mantener sus smartphones y tablets conectados tendrán que adaptar sus manuales de operaciones. Asimismo, necesitarán el visto bueno de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea para cualquier cambio realizado en estos manuales.

Gracias a esta modificación, a partir de ahora podremos utilizar dispositivos como teléfonos móviles, libros electrónicos, tabletas o reproductores de MP3 durante todo el vuelo, sin desconectarlos durante el despegue y el aterrizaje, como venía sucediendo. Eso sí, los móviles y las tabletas habrá que utilizarlos en modo avión, ya que siguen estando prohibidas las conexiones a través de voz, SMS o datos.

En el caso de los dispositivos de mayor tamaño, como los ordenadores portátiles, seguirán sin poderse usar durante el despegue y el aterrizaje, informa El Economista. El motivo es que la normativa de seguridad no permite que los pasajeros tengan en su regazo objetos de grandes dimensiones mientras el avión se pone en marcha o toma tierra.

La decisión de la agencia española va en la línea de flexibilizar el empleo de dispositivos móviles en los aviones. La FAA estadounidense decidió en octubre permitir el uso de smartphones, tablets o ebooks en modo avión desde la salida hasta la llegada del vuelo. Y la AESA europea siguió sus pasos unas semanas después.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor