Más cacharros para darse "amor" uno mismo

Empresas
0 0

Parece que los japoneses van a la cabeza de los juguetitos sexuales (¡quién lo diría!) y no dejan de sorprender con sus… ummm artilugios, esta vez, para videojuegos. Años de desarrollo de tecnología, implementación de estándares como el USB, para acabar en esto. Si estás en el trabajo igual no te conviene que el jefe te pille viendo lo que hay tras el salto: tecnología al servicio de tu instrumento del amor.

Desde 2008, Japón parece estar a la última en periféricos chaca-chaca, como el SOM, que puedes ver arriba, que conecta tu “pequeño yo” al ordenador vía USB. ¿Pensábamos en esto cuando se hablaba de la unión entre humano y máquina? Para las mujeres también salió lo que podríamos llamar “máquina pistón” USB.

Pero vamos a ver, ¿esto, cómo se configura? ¿Se calibra en el panel de control de Windows? ¿Hay un “seleccione presión adecuada”? ¿Hay que moverlo en todas las direcciones y luego dejarlo en el centro? Mejor no pensarlo.

Esto que tenéis aquí arriba es el último ejemplo de lo que han sacado, el USB OnaCon. No hace falta que describa lo que es, ¿no? Lo han hecho los de Tech Arts 3D, los mismos que sacaron el videojuego erótico 3D Custom Girl (y unos cuantos más). La cuestión es que sincroniza los momentos de mayor… clímax, digamos, con el videojuego. Decir que funciona vía USB y que es de código abierto.

Desde el año pasado, además, están trabajando en sistemas de seguimiento del movimiento del usuario… de modo que, por ejemplo, al inclinarte hacia abajo, el ángulo de la pantalla pueda cambiar para mostrar cosas como ropa interior oculta tras una falda.

¿Qué opináis de toda esta industria? ¿Dónde acabará todo esto? ¿Es igual que cualquier otro aparatito de un sex-shop? ¿Estamos entrando de lleno en la degeneración? — Javier G. Pereda [Kotaku]

Autor: Javiergp
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor