¿Mató Jobs al iPhone5?

Empresas

Hace cerca de un mes muchos creíamos que el mundo iba a conocer el iPhone5. Estábamos equivocados… o quizá no tanto.

Al parecer todas las filtraciones de fundas, carcasas y demás que hicieron pensar en la inminente presentación de un iPhone5 que no era el iPhone4S que todos conocemos tenían un fundamento y es que realmente había un prototipo real de iPhone5 pululando por ahí cuyo desarrollo terminó truncándose.

Al parecer fue del propio Steve Jobs la decisión final de no seguir por el camino al que conducían los indicios que en los últimos meses nos permitían adivinar los múltiples rumores, y la culpa la tenía el diseño de la pantalla.

La pantalla del presunto iPhone5 iba a tener un formato y tamaño diferente del que es ya clásico en el smartphone de la manzanica mordía y Jobs pensaba que ello arruinaría la línea que venía siguiendo el terminal. Lo “androidizaría“. Y eso no podía ser.

La forma en la que las aplicaciones de iOS se verían en una pantalla de 5” en lugar de la actual sería diferente, alterando la experiencia de usuario, algo que se ha demostrado siempre importantísimo en los dispositivos Apple. Habría sido una ruptura en la continuidad del estilo iPhone impensable para el bueno de Steve. ─[Business insider / Imagen: Jesús Díaz para Gizmodo]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor