Más de la mitad de los españoles utiliza banca móvil

MarketingPagos electrónicos

España se posiciona en el top 5 en número de usuarios de banca móvil en Europa, con el 51% de la población, cuatro puntos por encima de la media europea.

Los españoles van venciendo la reticencia a utilizar sus smartphones o tablets para relacionarse con su banco. Así se desprende de la última Encuesta Internacional sobre Banca Móvil de ING, realizada entre 14.579 personas de 15 países. Según esta, en España el 51% de la población ya usa servicios de banca móvil. Estos datos sitúan a España cuatro puntos por encima de la media y en el top 5 de uso de banca móvil en los países europeos.

Los usuarios de los servicios de banca móvil perciben sus ventajas de forma muy positiva. El 68% opina que gracias a este canal gestiona mejor sus finanzas. De hecho, los encuestados españoles afirman que desde que usan la banca móvil tienen un mayor control de su dinero, no incumplen ningún pago e, incluso, ahorran más.

En esta línea, otra de las conclusiones de la encuesta apunta a que cuanto más tiempo se lleva manejando banca móvil, mayor es la satisfacción del usuario. Así, 8 de cada 10 españoles que comenzaron a utilizar este servicio hace dos años reconocen los beneficios de optar por este canal.

Sobre el futuro de las oficinas, la tendencia apunta a una progresiva disminución de la visita a la sucursal bancaria. Un 22,6% de los españoles ya piensa que en el futuro nunca acudirá a una oficina, mientras que un 13,3% cree que sólo se relacionará con su banco a través del móvil y un 9,3% por móvil y canal telefónico. El 41% afirma que acudiría a la oficina solamente en el caso de que tenga dudas.

Las conclusiones de la encuesta también confirman que el uso de medios electrónicos es cada vez más frecuente a la hora de realizar pagos, como alternativa al efectivo. En España, el 59% de la población ya admite que ha reducido el uso de efectivo durante el último año. Además, el 60% prevé que realizará cada vez más pagos con su smartphone en el futuro.

Respecto a los sistemas de pago, las aplicaciones móviles se posicionan en España progresivamente como la alternativa al dinero en efectivo, e incluso a las tarjetas de crédito. El 39% de los españoles asegura haber utilizado una aplicación móvil para abonar sus compras o para realizar pagos entre personas. Entre las principales ventajas que encuentran en su uso, están la rapidez, la sencillez o la posibilidad de utilizarlas desde cualquier ubicación.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor