Motorola y RIM ponen fin a su guerra de patentes

EmpresasMovilidadRegulación

El fabricante de la Blackberry pagará a Motorola ahora y en el futuro los royalties que le corresponden por el uso de su tecnología wireless.

La paz ha sido firmada. Motorola y RIM, que llevaban varios años embarcadas en una batalla de acusaciones mutuas por infracción de patentes, han decidido enterrar el hacha de guerra.

Quien se ha rendido finalmente ha sido RIM. La firma fabricante de la BlackBerry ha llegado a un acuerdo con Motorola según el cual le pagará una cantidad de dinero que no ha sido desvelada y, además, seguirá pagando los royalties correspondientes en el futuro.

Las empresas han acordado también la transferencia de varias patentes y el intercambio de algunas licencias tecnológicas.

La guerra entre ambas compañías se remonta a 2007, año en el que expiró la licencia de acuerdo que ambas mantenían y que no supieron renovar con un nuevo acuerdo. Desde entonces, RIM y Motorola se dedicaron a demandarse la una a la otra, enemistad a la que han puesto punto y final con esta decisión, según informa Business Week.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor