Nuevo escándalo de abusos laborales en las fábricas de Apple en China

Empresas

La BBC destapa la explotación de los trabajadores de fábricas subcontratadas por Apple en China y la compañía reacciona ofendida, desmintiendo la acusación.

Es la misma historia repetida una y otra vez. Periódicamente, salen a la luz las malas condiciones laborales de los empleados de las fábricas chinas en las que se fabrican los dispositivos de Apple, Samsung y otras grandes compañías. Las multinacionales entonan el mea culpa, prometen tomar medidas y la noticia cae en el olvido hasta la próxima vez.

El escándalo por los abusos laborales en fábricas de Pegatron subcontratadas por Apple denunciados por la BBC esta semana podría haber seguido el mismo guión, pero esta vez hay una salvedad relevante. La compañía californiana ha reaccionado mostrandose ofendida por la falta de veracidad del reportaje.

El programa Panorama, de la televisión pública británica, envió reporteros encubiertos a las fábricas de Pegatron cerca de Shanghai en las que se fabrican los iPhone y iPads. Los reporteros llegaron a la conclusión de que las fábricas están violando estaban los derechos laborales de sus empleados, obligándoles a un exceso de trabajo y suprimiendo los descansos, con periodos de 18 días de trabajo seguidos.

Los periodistas concluían que el fabricante del iPhone no está haciendo lo suficiente para mejorar las condiciones de trabajo en las fábricas chinas de sus proveedores, insinuando que los esfuerzos de Apple para mejorar dichas condiciones podrían estar fuera de sintonía con sus comentarios públicos y denunciando que las condiciones de trabajo dentro de las instalaciones de Pegatron no están mejorando.

Al ver el reportaje, Jeff Williams, vicepresidente senior de operaciones de Apple, ha reaccionado remitiendo una nota a sus empleados en Reino Unido, en la que dice que él y el CEO, Tim Cook, están “profundamente ofendidos” por las informaciones. Williams agregó que Panorama “da a entender que Apple no está mejorando las condiciones de trabajo” y que esto no podía “estar más lejos de la verdad”.

Una de las preocupaciones señaladas en el reportaje es el exceso de trabajo. Por el contrario, Apple muestra los resultados de una auditoría en curso que afirman que el cumplimiento del número máximo de horas de trabajo -fijado en 60 horas por semana- fue superior al 85% en el mes de octubre.

“No voy a bucear en cada cuestión planteada por Panorama en esta nota, pero pueden estar seguros de que tomamos todas las acusaciones en serio y que investigamos todas las demandas“, escribió Williams. “Sabemos que hay un montón de cuestiones y nuestro trabajo nunca termina. No descansaremos hasta que cada persona en nuestra cadena de suministro sea tratada con el respeto y la dignidad que se merece”.

Los fabricantes subcontratados por Apple han estado bajo la lupa desde que fueran descubiertos los primeros problemas en las fábricas chinas hace varios años, incluyendo el trabajo de menores de edad, las condiciones de trabajo inseguras y el pago por debajo del estándar.

Apple respondió a las acusaciones en ese momento pidiéndole al Fair Labor Association que investigara las empresas y las instalaciones de suministro. De acuerdo con la carta remitida por Williams y citada por The Telegraph, Apple completó 630 auditorías en su cadena de suministro en 2014.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor