Oculus desvela su nuevo prototipo Crescent Bay

Empresas

De nuevo Oculus presenta un prototipo que añade funciones extra al anterior modelo, se trata del nuevo Crescent Bay.

Han pasado poco más de 2 años desde que la campaña Kickstarter de Oculus Rift hiciera historia recaudando más de 2 millones de dólares, y tras los modelos abiertos DK1 y DK2, y el prototipo cerrado Crystal Cove, ahora llega un nuevo prototipo cerrado llamado Crescent Bay.

En esta ocasión, los cambios no son tan grandes como en los modelos anteriores, pero aún así Crescent Bay trae más cerca la esperada versión final del visor de Oculus. Nos encontramos con un modelo que toma el hardware del DK2 y mejora algo su diseño, incorporando dos novedades.

Crescent Bay

Por un lado, el sistema óptico de seguimiento de posición, utiliza una cámara enganchada a una pared en lugar de a un monitor, por lo que permite abarcar más campo de visión y ampliar el espacio de movimiento. Pero además Crescent Bay tendrá LEDs de infrarrojos tanto en la parte delantera como en la trasera, lo que permitirá un reconocimiento 360º, aunque mantiene el cable que molesta para un movimiento libre.

Por otro lado Crescent Bay incorpora también esta vez auriculares, que se integran perfectamente al visor y consiguen que no sea necesario el uso de auriculares externos.

Estos cambios, junto con un diseño más compacto, menor peso y mejor sujeción, hacen de Crescent Bay el mejor visor Oculus hasta ahora. El caso es que este visor es un prototipo cerrado y no se distribuirá a desarrolladores, por lo que, al igual que ocurrió con Crystal Cove, puede que se trate de la antesala de un posible DK3 o incluso el modelo final para los consumidores.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor