Panda potencia la protección corporativa para Mac OS X

CortafuegosEmpresasMacSeguridadWorkspace
0 0

Panda Security lanza al mercado Antivirus for Mac Corporate Edition, que cuenta con una consola de administración y la posibilidad de explorar iPads e iPhones.

La compañía de seguridad Panda Security la lanzado una versión corporativa de su producto para el sistema operativo de Apple. Panda Antivirus for Mac Corporate Edition cuenta con una consola de administración centralizada que ayuda a los equipos de TI a desplegar más fácilmente la solución, además de monitorizar el perfil de seguridad de las máquinas y aplicar políticas de seguridad apropiadas.

Panda Antivirus for Mac Corporate Edition incluye además dos motores de exploración, uno de los cuales está dedicado a las exploraciones bajo demanda y que ha sido diseñado  especialmente para comprobar si los dispositivos iPhone, iPad o iPod contienen malware que podría extenderse a otras máquinas.

Panda Antivirus for Mac Corporate Edition explora las carpetas, archivos y correo electrónico, bloqueando todo tipo de amenazas, incluidos troyanos, spyware, key-loggers y otras amenazas diseñadas inicialmente para Windows pero que afectan a Mac, como los virus macro de Office, explican desde V3.co.uk.

El ecosistema Mac se está extendido rápidamente, y Panda Security quiere capitalizar parte de ese crecimiento. Son ya muchos las compañías, universidades y organizaciones que operan con diversas topologías de red, incluidos servidores Mac junto con puestos de trabajo Windows. En este tipo de entornos mixtos hay que proteger todos los sistemas y no sólo una plataforma específica porque en realidad una amenaza específica para Windows puede transmitirse vía Mac e infectar todos los sistemas.

Destacar también que a pesar de la tradicional creencia de que Mac es invulnerable a los ciberataques, los niveles de amenazas se han ido incrementando a medida que la plataforma de Apple ha ido ganando en popularidad.

El número de vulnerabilidades detectadas en Mac OS fue de 34 en 2009, una cifra que aumentó hasta los 308 en 2010, y un 67% de ellas estaban clasificadas como “altamente críticas”, según los datos de Secunia.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor