EmpresasMovilidadWorkspace

Plantillas en una infraestructura Cloud

cloud2
5 13

Más allá de simples imágenes de instalación, las plataformas Cloud nos permiten crear plantillas personalizadas para nuestras máquinas, e incluso desplegar infraestructuras completas en cuestión de minutos con el mínimo esfuerzo

Son muchas las ventajas que ofrece una plataforma Cloud frente a un entorno tradicional basado en máquinas físicas, y una de ellas está relacionada con las plantillas de instalación, y vamos a demostrarlo con el producto Cloudbuilder de Arsys, una de las plataformas de CPDs virtuales más potente que podemos encontrar hoy día a nivel nacional.

¿Qué nos aportan las plantillas?

Lo primero es explicar exactamente a qué nos referimos cuando hablamos de plantillas. En una plataforma Cloud todo está virtualizado, empezando por los propios servidores.

Ahora bien, esto no significa que no se basen a nivel lógico en los mismos principios que un servidor común: aunque sea de manera virtual, estos servidores tienen todos los componentes habituales (CPU, RAM, unidad de almacenamiento, red, etc.) y siempre necesitan un sistema operativo que ejecutar y para el que es transparente el hecho de que se trate de una máquina física o virtualizada.

La gran diferencia es que, mientras que con una máquina física necesitaremos un soporte de instalación (ya sea óptico o vía red) para lograr instalar el sistema operativo, en el caso del Cloud podemos partir de una esquema o imagen que se carga desde el propio entorno.

Según la plataforma, puede incluso ser un script en toda regla que genera múltiples servidores y recursos del Cloud, configurando una arquitectura compleja con múltiples servidores destinados a dar un servicio concreto (p.ej. servidores Web balanceadas, con almacenamiento cloud distribuido, etc.)

De manera adicional, también podemos optar por crear plantillas personalizadas y hacer una “foto” exacta de otro servidor/entorno que ya tengamos instalado y configurado para, tan pronto como lo necesitemos, crear un clon exacto con una facilidad pasmosa a partir de la imagen guardada.

Plantillas Cloud 1
Las plantillas de un Cloud nos permiten tanto crear rápidamente nuevos servidores virtuales listos para su uso, como grandes infraestructuras complejas previamente predefinidas a golpe de un par de clics.

Plantillas de arquitectura

En el caso del Cloudbuilder de Arsys las plantillas son una potente característica, pues las tenemos de ambos tipo: destinadas a crear máquinas con un sistema/configuración concreta, o destinadas a crear arquitecturas complejas a golpe de un par de clics.

Si dentro del bloque Datacenter del menú de la derecha acudimos a la opción Plantilla de Arquitectura, se nos mostrará una nueva ventana con las plantillas de arquitectura que nos ofrece la plataforma. Estas plantillas no generan sólo un servidor, generan un entorno de producción completo donde podemos optar desde lo más sencillo (un servidor configurado para actuar como back y frontend), hasta entornos de alta complejidad con varias máquinas balanceando carga, servidores de BBDD o almacenamiento dedicado.  ¿Y que logramos con ello? Pues algo tan potente como permitirnos montar grandes entornos de producción en cuestión de minutos, y sin necesidad de tener grandes conocimientos de sistemas, o de dominio de la propia plataforma Cloud.

En la nueva ventana que comentábamos, en el desplegable Aplicación poemos elegir si buscamos un sistema operativo en concreto (Linux/Windows) o un entorno para un CMS específico (WordPress/Joomla/Drupal/etc.). En el desplegable inferior (Plantilla), tendremos que elegir si buscamos una arquitectura básica (un servidor que actúa de front y back), semidistribuida (dos servidores con todos los componentes, uno para front y otro para backend), o distribuida (tres servidores: dos para frontend y uno para backend, además de un sistema de almacenamiento Cloud para archivos y BBDD).

Según lo que elijamos en la parte superior (por ejemplo un entorno semidistribuido para WordPress), se nos pedirá toda la información necesaria en la parte inferior de la pantalla. Hablamos de detalles como la contraseña root de los servidores, la contraseña de administrador para WordPress, título del sitio, email para enviar la configuración inicial, etc. Tras pinchar en Siguiente y aceptar el coste mensual indicado, comenzará la creación de todos los recursos que componen la plantilla de arquitectura.

Puesto en práctica, imaginemos lo que supone desplegar una infraestructura para un nuevo cliente que precise de una plataforma como las indicadas: poco más de 5 minutos y sin quebraderos de configuración. El Cloud se encargará de crear los servidores virtuales, configurarlos a nivel de red, instalar el CMS con su BBDD y dejarnos todo el entorno listo para comenzar a trabajar. Eso sí, la plantilla asignará al servidor virtual los recursos que considera óptimos (RAM o espacio en disco), por lo que puede que según nuestro caso particular nos toque redimensionar (generalmente al alza) la configuración activada inicialmente.

Plantillas Cloud 2
En el Cloudbuilder de Arsys podemos elegir plantillas de arquitectura por sistema operativo o CMS, con la opción de crear entornos básicos, semidistribuidos o totalmente distribuidos en cuestión de minutos.

Crear plantillas personalizadas

La otra función interesante que nos comentábamos al comienzo era la posibilidad de crear plantillas personalizadas para máquinas que ya tuviéramos en producción. Imaginemos que, en lugar de utilizar alguna de las plantillas que nos ofrece el entorno Cloud de manera predeterminada para Linux o Windows, instalamos una distribución de Linux específica o cargamos un entorno Windows donde nos hemos preocupado de cargar los últimos Service Pack, actualizaciones, configuraciones de seguridad y software específico que necesitamos en nuestros servidores de producción.

Si en el listado principal de servidores de Cloudbuilder marcamos el equipo cuya configuración y sistema queremos guardar como plantilla para generar más tarde tantos como necesitemos, sólo tenemos que ir al menú Gestión Técnica y pinchar en Crear Plantilla. Se abrirá una nueva ventana donde se nos pedirá introducir un nombre personalizado para la plantilla, con lo que sólo quedará pinchar sobre el botón Crear Plantilla para terminar el proceso.

Sólo hay algunas restricciones, como el hecho de que no podemos generar plantillas para entornos como Plesk, asociados a licencias de uso específicas por máquina, y donde una clonación podría servir para aprovechar una misma licencia en múltiples servidores.

A partir de ese momento, al crear un nuevo servidor en nuestra plataforma Cloud, podremos optar por cargar una de las plantillas personalizadas que hemos creado previamente.

Plantillas Cloud 3
Como alternativa a las plantillas de sistema operativos ya creados en el Cloud, podemos generar nuevas plantillas personalizadas a partir de un servidor ya configurado para clonarlo rápidamente cuando sea preciso.