PLC, la gran olvidada

EmpresasMovilidad

PLC, o Power Line Communication, es una tecnología de conexión de red que convierte la red eléctrica de tu casa en una red de datos, y los enchufes, en puertos ethernet.

Son muchas las ocasiones en los que esta tecnología sustituye a la perfección a la omnipresente WiFi, aunque en la mayoría de los casos el desconocimiento de los usuarios, la relega como tecnología de tercera. Muros excesivamente gruesos, casas grandes o largas distancias entre el router inalámbrico y el dispositivo que queramos conectar a la red hacen pensar que la alternativa natural sería el cableado; una tarea tediosa y cara que, sin embargo, puede sustituirse fácilmente con esta tecnología que hace más de un año permite velocidades de hasta 200Mbps y que el próximo año nos ofrecerá velocidades de hasta 400Mbps.

Según destacad Jordi Canut, director general de Netgear Ibérica, “la principal ventaja de un PLC es su sencillez que permite que cualquiera pueda utilizarlo sin necesitar una compleja instalación previa. Un PLC se basa en algo tan fácil como generar comunicación a través del cable eléctrico, es decir, utilizar los enchufes de nuestra casa para llevar Internet a cualquier punto del hogar o de la oficina”.

Siete son las ventajas que la PLC ofrece, según Teresa Toro, directora de prensa de devolo España, una de las empresas que más ha hecho por extender el uso de la PLC en toda Europa: 1. La simplicidad en crear un red informática; 2. Mayor alcance y rendimiento que WiFi, sin degradación del rendimiento por techos amplios o paredes de ladrillo anchas; 3. Cada toma de corriente eléctrica se convierte en un punto de acceso a la red y así en una optima extensión de Internet en cada habitación; 4. Muy alto nivel de seguridad (mayor que WiFi); 5. Sin emisiones electromagnéticas (Radiación mucho menor que WiFi); 6. Sin necesidad de nuevo cableado, ya que se utiliza la infraestructura doméstica disponible, la red eléctrica, sin taladrar ni ensuciar; 7. Es portátil puesto que puedes enchufar el adaptador donde quieras.

El hecho de que el usuario desconozca este tipo de soluciones y que el uso de la línea eléctrica por parte de Internet no esté siendo potenciado es la respuesta de Jordi Canut ante el planteamiento de que la PLC es la gran olvidada.

Teresa Toro afirma: “No pensamos que sea la gran olvidada. Simplemente existe aun bastante desconocimiento sobre PLC y en España aun mayor”. Teresa Toro recuerda que si bien el primer estándar de WiFi se creó en 1997 y que fue Apple quien lo hizo popular al incluirlo en sus portátiles entre los años 2001 y 2002, no es hasta hace muy poco cuando WiFi se ha hecho verdaderamente popular, por lo que no sería extraño que la PLC tuviera que recorrer un camino similar antes de que fuera ampliamente aceptada.

La tecnología PLC no ha tenido la implantación que se esperaba de ella en un principio y la tecnología WiFi ha acabado de momento por imponerse principalmente por la competencia entre los diferentes proveedores de Internet que ha provocado una rebaja en los precios de las líneas ADSL además de una mayor velocidad y capacidad de acceso. Al menos así lo afirma Eva Gotor, directora de marketing de Conceptronic.

Pero a pesar de ello y de etiquetar a esta tecnología como “la gran olvidada” las perspectivas son excelentes. Desde Netgear afirman que durante este 2008 han crecido en este segmento un 38 por ciento “en comparación con el mismo periodo del año anterior, lo que muestra el gran interés que empiezan a suscitar este tipo de soluciones en el consumidor”.

Según Miguel Bullon, responsable de la División de Consumo de Cisco “la tecnología PLC, que antes se consideraba una alternativa para el WiFi, ha conseguido convertirse en un auténtico complemento de la misma, fundamentalmente en los entornos domésticos. No necesita configuración y su instalación es tan sencilla como sacar el aparato de la caja y enchufarlo, consiguiendo así montar redes domésticas en cuestión de segundos, ya sea inalámbrica o con cables”.

Para la directora de prensa de devolo la televisión y los reproductores de multimedia de Alta Definición (HD), además de servicios como Imagenio de Telefónica, Orange TV, etc. son los que desencadenarán la aceptación y uso masivo de la tecnología PLC. “Todos estos servicios, afirma teresa Toro, y la tecnología HD requieren un enorme ancho de banda, rapidez y un calidad de transmisión (QoS) dentro del hogar que solo se pude realizar con PLC o cableado”.

Por otra parte, Miguel Bullon hace referencia a varios estudios de mercado que “reflejan que la tecnología PLC se va a ir imponiendo en los próximos años y que será una alternativa para, por ejemplo, llevar la conexión a Internet a zonas rurales y aisladas, en las que no es económico utilizar conexiones de ADSL o donde el único cable que llega es el de las líneas eléctricas”.

Los primeros adaptadores PLC que llegaron al mercado ofrecían velocidad de 85Mbps, velocidades suficientes pero algo justas en un ecosistema multimedia en red donde cada hogar mueve un montón de información entre unos dispositivos y otros.

La aprobación, hace un par de años, de HomePlug AV, la especificación que permitía velocidades de 200Mbps llevó a un montón de compañías a apuntarse al carro de la PLC y empezar a ofertar adaptadores de diferentes velocidades. Netgear, Conceptronic y devolo, empresas con las que hemos contado en este reportaje son algunas a las que añadir a Linksys, Fujitsu Siemens o Allnet. Las diferencias entre ellos son realmente mínimas.

En el mercado de PLC la empresa alemana devolo AG es quizá la más avanzada. No sólo fueron los primeros en lazar, en 2006, en primer adaptador HomePlug AV en todo el mundo, sino que durante este año ha realizado algunas mejoras, como un botón de encriptación de información, Led que muestran la calidad de la información y lo más importante, que coincide con la opinión de la compañía de que será la alta definición y sus altos requerimientos de ancho de banda lo que hará despegar la tecnología: en el último CeBIt devolo mostró a nivel mundial la primera demo de un HomePlug AV de 400 Mbps que podría esta en el mercando en 2010.

Igual que en otros países, devolo se ha convertido en la empresa líder en ventas en España, con un 78 por ciento de cuota de mercado.

En cuanto a la oferta de productos, la gama de productos que los fabricantes ponen a disposición del cliente, depende de cada empresa. Como hemos comentado antes, son muchos los que ofrecen adaptadores de 85Mbps y 200Mbps, tanto individuales como en packs de dos. Sin embargo, queremos destacar la oferta de tres fabricantes: devolo, Linksys y Netgear.

La primera es la que quizá cuente con una gama más variada y destacad sus combinaciones de PLC y tecnologías inalámbricas, como su dLAN Wireless extender Starter Kit. Se trata de dos adaptadores PLC, uno es que se conectaría al router mientras que el otro se enchufaría en cualquier rincón de la casa, creando una pequeña zona inalámbrica en ese sector. Con la misma filosofía pero más avanzado nos encontramos con el dLAN Wireless extender Starter Kit : la combinación de Powerline y WiFi permite crear con dLAN 200 AV Wireless G una red informática sin cables y sin las limitaciones que imponen techos y paredes. También destaca su Audio Extender, que utiliza la tecnología PLC para llevar no tanto datos sino audio a través de la corriente eléctrica de forma que podas disfrutar de nuestra música desde donde queramos.

Tanto Netgear como Linksys, la división de consumo de Cisco, ofrecen también una gran variedad de productos, tanto en diferentes velocidades como también con opciones inalámbricas; pero ha habido algo que nos ha llamado la atención: un adaptador PLC con cuatro puertos, que multiplica las posibilidades.

Imaginemos la siguiente situación: un con un par de consolas y un disco duro multimedia con posibilidad de conectarse a Internet. No es tan extraño y sin embargo requeriría tres cables ethernet o bien que cada consola tuviera su adaptador WiFi, que el disco duro también lo fuera y que además nuestra casa tuviera esta tecnología inalámbrica. También sería posible utilizar tres adaptadores PLC, uno para cada dispositivo, pero tanto en un caso como en otro es probable que los gastos se dispararan.

La nueva oferta de cada una de estas compañías es tentadora puesto que con un mismo adaptador seríamos capaces de dar servicio a cada uno de estos aparatos, y todavía nos sobraría uno.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor