Polestar se escinde de Volvo para fabricar coches eléctricos

Empresas

Polestar se centrará en producir vehículos eléctricos de alto rendimiento, en competencia con Tesla, con una marca separada de su matriz Volvo.

La compañía especializada en preparación de automóviles Polestar, que el fabricante sueco Volvo adquirió en 2015 para construir sus propios coches Volve, será desde ahora una empresa independiente dentro del grupo Volvo. Polestar tendrá un nuevo enfoque centrado en vehículos eléctricos de alto rendimiento.

El vicepresidente de Diseño de Volvo, Thomas Ingenlath, será el director ejecutivo de Polestar, que se beneficiará de las sinergias tecnológicas y de ingeniería del fabricante sueco de automóviles. “Polestar será un competidor creíble en el emergente mercado global de coches eléctricos de altas prestaciones. Con Polestar podremos ofrecer coches eléctricos a los conductores más exigentes en todos los segmentos”, declaró el director ejecutivo de Volvo Cars, Håkan Samuelsson.

La nueva Polestar tendrá su propia imagen de marca, distinta a la de Volvo, aunque seguirá produciendo versiones de alto rendimiento de los coches de Volvo, además de sus propios modelos, informa TechCrunch.

La compañía avanzó que este otoño averiguaremos más sobre los planes de Polestar para sus vehículos. Polestar construirá sus propios coches eléctricos, aunque sin abandonar su objetivo de hacer estos vehículos atractivos para el mercado de automóviles de alto rendimiento.

Esto podría poner a la nueva filial de Volvo en pugna directa con Tesla y su Model S, actualmente la opción más conocida para los conductores que buscan un vehículo con propulsión totalmente eléctrica y, a la vez, sea capaz de proporcionar la velocidad, aceleración y manejo de un deportivo.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor