Reino Unido quiere autorizar a Facebook y Google a otorgar títulos universitarios

LegalRegulación

Su finalidad sería garantizar a las empresas una base de trabajadores cualificados para sus negocios, así como proporcionar educación superior a más personas en Reino Unido.

El documento Success as a Knowledge Economy, publicado por el gobierno británico como base para la reforma de la educación superior en el Reino Unido, tiene algunas ideas peculiares. La más cercana al ámbito de las empresas tecnológicas es la opción de permitir a compañías como Google y Facebook crear sus propias instituciones académicas en el país, capaces de otorgar títulos universitarios.

Como parte del enfoque general, el documento dice que las reformas para fomentar la creación de instituciones “challenger”, es decir centros de educación que no entran dentro de las normas establecidas, deberían seguir adelante. El fin es ayudar a las empresas a garantizar que tengan trabajadores cualificados para sus negocios, así como proporcionar educación a más personas.

El informe dice textualmente: “No hay ninguna razón de peso para que los operadores tradicionales [del sector educativo] deban protegerse de la competencia de alta calidad. Queremos un mercado competitivo a nivel mundial que apoye la diversidad, donde cualquiera que demuestra que tiene el potencial de ofrecer una enseñanza excelente pueda competir en igualdad de condiciones. Si ponemos demasiado énfasis en si un proveedor tiene una larga trayectoria establecida, esto favorecerá a los operadores tradicionales y aumentará los riesgos de cerrar el paso a nuevas instituciones creíbles y de alta calidad”.

El documento también recomienda un aumento de las actuales tasas de matrícula universitaria, en torno a las 9.000 libras, en función de la inflación a partir del próximo año, informa TNW.

El informe, eso sí, no recoge el aporte de las empresas a este plan, y está por ver si compañías como Facebook y Google estarían dispuestas a entrar en el mundo de la educación superior. Los dirigentes británicos parecen pensar que el interés de las compañías privadas podría ser fuerte y potencialmente permitiría a un grupo más amplio de personas acceder a la educación superior en Reino Unido.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor