Samsung quiere prohibir el iPhone 4S en Japón y Australia

EmpresasRegulación

La compañía coreana no tira la toalla en su guerra contra Apple y sigue buscando lograr la prohibición de sus dispositivos en algunos países.

Samsung no es de los que se rinden fácilmente. A pesar de que en su eterna guerra con Apple es de momento el claro ganador, la compañía coreana sigue empeñada en lograr prohibir las ventas de los dispositivos de Cupertino en distintos países. Esta mañana ha realizado un nuevo intento, y ha presentado demandas contra Apple en Japón y Australia buscando prohibir la venta del iPhone 4S.

Según Samsung, Apple habría infringido varias patentes suyas relacionadas con la conexión móvil con su nuevo iPhone, por lo que pide la paralización de las ventas. Estas demandas se unen a las presentadas la semana pasada en Francia, Italia y Holanda (donde ya han denegado su petición), pidiendo que no se permita la venta del iPhone 4S.

La guerra entre Samsung y Apple dura ya varios meses, y de momento parece ser Apple la que está ganando: mientras que Samsung no ha logrado todavía nada, Apple ya ha logrado prohibir (de forma cautelar) la venta del Galaxy Tab 10.1 en Alemania y Australia.

Esta disputa entre ambas compañías podría además acabar con su relación comercial (Apple es uno de los mayores clientes de Samsung), aunque en los próximos días podría haber un cambio en la situación. Según recoge Europa Press, Lee Jae-yong, presidente y director de operaciones de Samsung Electronics, habría viajado a Estados Unidos para el funeral de Steve Jobs, y podría aprovechar el viaje para reunirse con Tim Cook y ver cómo resolver su disputa legal.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor