Sharp podría tener problemas con los envíos de pantallas para smartphones y tablets

EmpresasMovilidad

El fabricante japonés teme que sus pérdidas sean ocho veces mayores de lo previsto y esto podría afectar a sus relaciones con las entidades de crédito.

Las malas perspectivas económicas de la empresa nipona Sharp podrían hacer que dispositivos como el iPhone 5 tengan problemas de abastecimiento en sus pantallas. La compañía teme que sus pérdidas se disparen en su año fiscal 2012, que se cierra a finales de marzo.

El mes pasado Sharp pronosticó una pérdida neta de unos 3.800 millones de dólares para el ejercicio, ocho veces más de lo previsto inicialmente por la casa, debido a la no rentabilidad de su negocio de TV y grandes pantallas. Y la cosa podría ponerse peor en los meses que quedan hasta marzo.

Para colmo, Sharp ha sufrido un defecto en algunas de las pantallas que provee para teléfonos inteligentes que también podría afectar a sus números.

Las entidades de crédito están empezando a perder la calma y Sharp podría tener que apañárselas sola. Para Takashi Watanabe, analista de Goldman Sachs, las fábricas de la nipona que se dedican a la producción de pantallas de mediano tamaño está siendo infrautilizadas, trabajando a un 50% el próximo año fiscal y a un 60% el siguiente. Parece que el pedido inicial hecho para abastecer la demanda del iPhone 5 ya se habría enviado, según algunas fuentes ¿pero podría garantizar Sharp cumplir con los de la manzana en fecha y unidades con la que se le está viniendo encima?

En toda esta vorágine Sharp podría estar intentando recaudar fondos por otras vías. La nipona está negociando con Foxconn para que esta se haga con más participación de la empresa, según informa Bloomberg. En mazo la taiwanesa adquirió un 9,9% de la casa.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor