Startups que apuestan por el alojamiento colaborativo

Empresas

Más allá del modelo de Airbnb, han surgido numerosas plataformas de alojamiento colaborativo especializadas en públicos o viviendas concretos, o basadas en sistemas de intercambio.

Como ya hemos visto, el alojamiento colaborativo es un sector en alza. Siguiendo los pasos de Airbnb, están surgiendo multitud de startups centradas en la sharing economy para hogares.

Algunas de estas nuevas empresas siguen la fórmula contrastada del famoso portal de alojamientos. Es el caso de Couchsurfing, Homeaway o Wimdu, que aplican el modelo clásico de ofrecer alojamiento temporal en una vivienda particular por un precio más barato que el de un hotel, a cambio de una comisión.

Sin embargo, también hay otras startups que han creado plataformas que suponen una diferencia más o menos sustancial sobre este modelo. Por ejemplo, Trampolinn, Room 4 Exchange y Nightswapping gestionan alojamientos gratuitos en casas de otros miembros de su comunidad. El principio es más cercano a la fórmula colaborativa, puesto que se basa en el intercambio de casas, normalmente a través de un sistema de puntos.

Un tercer grupo lo forman las startups que, manteniendo la forma del alojamiento P2P, se han especializado en un público concreto. Muchas -como Nestpick o Uniplaces– han optado por los estudiantes, un sector de gran importancia en Europa, donde son muchos los miembros de programas de intercambio tipo Erasmus que viajan a otros países con poco dinero en la mochila pero muchas ganas de conocer gente. Pero también las hay especializadas en viajeros de negocios, jubilados y hasta ciclistas.

Y por último, algunas plataformas se centran en un tipo de alojamiento concreto. Como BedRural, especializada en casas rurales; la española BeMate, que ofrece pisos de cierto nivel en el centro de las ciudades, o Alterkeys, que sólo trabaja con casas vacías. La oferta de plataformas crece al ritmo de la demanda de este nuevo tipo de alojamiento.

Startups alojamiento

Image 1 of 12

Alterkeys
Considerada el 'Airbnb español', esta startup fundada en 2011 trabaja sólo con viviendas totalmente vacías, con una cartera de 102.000 viviendas turísticas en toda Europa. Recientemente ha sido adquirida por Kike Sarasola, propietario de Room Mate y BeMate.
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor