Stix convierte en tridimensionales cualquier par de gafas

Empresas


Si ya resulta en ocasiones un suplicio pasar un par de horas viendo una peli con unas incomodas gafas 3D la cosa se complica si tú ya utilizas gafas para corregir algún defecto de la vista y no te queda más remedio que amontonar gafas sobre tu nariz. Afortunadamente hay alguien que ha pensado en estos casos y ha inventado estas prácticas láminas adhesivas que se superponen a los cristales de tus propias gafas proporcionando el ansiado efecto tridimensional de los últimos títulos de cine.

Ya está bien de perder completamente tu trabajada imagen personal por culpa de las gafas 3D que te dan en el cine.

Con lo que te había costado seleccionar una montura que ensalce adecuadamente tu rostro y todo para ocultarlo tras un trozo de plástico con ínfulas de Ray Ban Wayfarer de baratillo. Menos mal que los diseñadores Lucy Jung y Daejin Ahn han dado con una solución ingeniosa: Stix, unos filtros polarizados que se adhieren al cristal de tus propias gafas.

Como en la mayoría de las ocasiones, y en plan navaja de Occam, la solución más sencilla a un problema suele ser la correcta y esa molestia que te impide disfrutar como Cameron manda del 3D cinematográfico a todos aquellos que ya vienen de casa con sus propias gafas se soluciona con un par de “pegatinas” de quita y pon.

Ahora sólo falta que te acuerdes de llevártelas al cine. ─[Yanko Design]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor