SUOP, la primera operadora virtual hecha por sus usuarios

EmpresasMovilidad

SUOP es una nueva OMV que basa su modelo en la gamificación, el crowdsourcing y el consumo colaborativo. Se aproxima al millar de usuarios con solo un mes de vida.

La industria de las telecomunicaciones es una de las más criticadas por los usuarios a causa de sus altos precios, contratos abusivos, servicios de atención al cliente intrincados y poco efectivos, etc. Pero otro mundo es posible en el mundo de las operadoras de telefonía. Uno en el que sean los usuarios quienes decidan las tarifas, los planes, los cambios, las campañas publicitarias y hasta la voz del contestador. Esta es la filosofía de una nueva operadora móvil virtual denominada SUOP.

Esta OMV, con solo un mes de vida, pretende dar la vuelta a la tortilla y hacer que sean los clientes quienes realicen el marketing y se encarguen de la gestión de la empresa. Su modelo se basa en tres patas. La primera es la del consumo colaborativo, escuchando constantemente las propuestas de los usuarios para estudiar nuevas estrategias y cambios. Para motivarlos, SUOP se apoya en la gamificación. Los usuarios ganan puntos o dinero, que pueden donar o recibir mediante PayPal. “Toda la pasta que las otras operadoras gastan en aspectos como el servicio de atención al cliente, nosotros lo derivamos a nuestros clientes”, explica uno de los fundadores de SUOP, Jaime Pla.

Por último, la operadora se amparan en el crowdsourcing, aprovechando el talento y alimentándose del conocimiento compartido.

Son los usuarios los que a través de foros pueden informar a otros, escoger qué se hace con aquellos que están incumpliendo las normas y colaborar en muchos otros aspectos de la operadora.

Una comunidad bien avenida

Pero ¿cómo de efectivo resulta este modelo en la realidad? Pla da algunas pinceladas sobre lo que han visto hasta ahora: “La gente nos está haciendo aprender. Esperamos que nos fueran a dar por todos los lados y así está siendo, pero los usuarios premian la honestidad y la transparencia. La comunidad se autorregula. Lo que nadie soporta es que les mientan, que les tomen el pelo. La gente es más generosa y honesta de lo que parece. Queremos atraer ese diálogo que no se puede permitir ninguna plataforma grande”, confiesa el emprendedor.

Actualmente la comunidad de SUOP cuenta con unas 2.500 personas que participan en las decisiones, de las cuales hay casi un millar que son clientes. Hasta la fecha se han presentado 900 propuestas y un centenar han entrado en fase de estudio, con 23 ideas hechas realidad, 26 incluidas en el calendario de lanzamientos y 18 en fase de estudio para determinar su viabilidad. Así, la comunidad es la que ha resultado decisiva para rebajar el coste más reducido de las recargas de 10 a 5 euros o extender la vida de la SIM sin recargas de 3 a 9 meses. Y es que en este modelo, cualquiera puede involucrarse y sentirse parte. “Cuando los usuarios tienen voz y voto ya no son usuarios, son fans”, afirma Pla.

La firma espera alcanzar los 100.000 clientes en tres años. Ante esta visión, hay que preguntarse: ¿Seguirá siendo tan fácil tomar decisiones comunales? Los responsables de SUOP creen que cuantos más sean, mejor, mayor poder de la comunidad. Esperan que el sistema evolucione constantemente dependiendo de lo que pase y basan toda su filosofía en la flexibilidad. “Iremos asignando responsabilidades. Hay auténticos expertos dentro de la comunidad”, subrayan.

Por ahora SUOP solo está disponible en España, pero sus responsables reconocen que están abiertos a dar el salto a otros países. La startup, fundada gracias al dinero proveniente de Friends & family está buscando inversores y una ronda podría ayudar a su internacionalización, así como a que acaben dando el salto a ofrecer contratos. También confiesan que se han planteado pedir a los usuarios que participen en los fondos, aunque de momento han descartado la idea.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor